Producción textil en China
Producción textil en China - REUTERS

Así competirá China con las empresas de ropa europeas: precios más bajos y marcas de lujo propias

El estudio El sector textil en 2018 de EAE Business School analiza las claves de un negocio con prendas diseñadas en Europa, pero fabricadas en China

MADRIDActualizado:

La media de gasto por persona en ropa en España en el 2018 fue de 429,3 euros. Si a las prendas textiles se le añade el calzado, el desembolso en 2018 aumenta a 565,7 euros, tal y como se extrae del informe El sector textil en 2018 de EAE Business School. En el mismo estudio se concluye que las previsiones para 2019 de gasto en ropa contemplan que ascienda a 438,5 euros anuales y que continue esta tendencia al alza al menos hasta el eño 2023. A continuación, repasamos las diferentes claves del futuro del sector textil de la mano de este estudio.

1. «La moda pasa de moda». El concepto de obsolescencia planificada es el rey del sector textil. . El día de mañana, el camino lo marcarán «la excelencia en la gestión de la obsolescencia planificada», un concepto en boga en los dispositivos electrónicos. «Es indudable que el número de eso que llamamos 'fashion victims' y de 'early adopters' crece constantemente, sobre todo en Oriente, a todos los niveles y en todas las edades, lo cual supone una sólida base para lanzar constan temente moda que haga pasar de moda a la moda»

2. Diseñado en Europa. «Las marcas son occidentales, el turismo de moda, una obligación para todo asiático que visita Europa», pero la producción está en Oriente con China como líder mundial, desvela el informe, El modelo chino está siendo replicado con «desigual éxito» por Indonesia, Pakistán.

3. Y fabricado en Asia. En primer lugar, se centró en la producción masiva de tejidos «low cost». con mano de obra barata poco cualificada. En segundo, en el informe se recuerda que el sector tiene ahora acuerdos con grandes marcas occidentales que quieren desarrollar su producción a menor coste. Pero, las fábricas chinas están evolucionando y ya no son meros replicantes. La tendencia actual se basa en la creación de marcas locales que competirán por precio en occidente a través de distribuidores compatriotas. Finalmente, el autor del estudio pronostica que China acabará creando marcas de lujo propias con distribución local en Occidente.

4. Sostenibilidad. El mayor reto al que se enfrenta el mundo textil es la huella ambiental que suenorme producción deja en la naturaleza. Los tejidos modernos son difícilmente reciclables por las mezclas de tejidos naturales y químicos de nuestras prendas son un verdadero problema. En este sentido, en el tercer mundo han descubierto que no son más baratas las prendas de segunda mano que las nuevas con tejidos de bajo coste, con lo cual el problema se queda en casa. Por ello, en el estudio se concluye que la solución pasa por una legislación mundial exigente respecto al tipo de tejidos que la industria textil debería emplear y el establecimiento de dinámicas de reciclaje tan exigentes, al menos, como las que se tratan de aplicar con los plásticos y que ya están implementando algunos de los principales operadores como Inditex o H&M.

4. Polarización. En el estudio de EAE Business School se explica que se trata de una tendencia global que el caso del textil se hace especialmente evidente. Los consumidores actuales, sobre todo en Occidente, optan bien por marcas de lujo o por marcas de bajo precio. «Los europeos no tienen ningún problema para convivir con las dos y las ocasiones especiales llevan prendas de lujo y en el día a día ropa de empresas como Inditex. Las marcas intermedias, esas que prometen la mejor calidad al mejor precio y su utilidad en cualquier circunstancia sufren y desaparecen». Por ello, muchas marcas de lujo han creado segundas marcas con el fin de ampliar, hacia abajo, su público.

5. La importancia de la logística. La eficiencia operativa se ha convertido en la clave del éxito del sector textil. «Zara es el 'benchmark' para todo el sector. La agilidad con que responde a las demandas de sus fieles clientes no tiene parangón». En el informe se recuerda que el gigante textil es capaz de presentar decenas de colecciones a lo largo de un año, gracias, sobre todo, a su logística así el «just in time», aplicado por Toyota en sus automóviles.

6. Orientación al cliente. El análisis de datos o el «Big Data» permite a las empresas anticiparse a los gustos del cliente e incluso anticiparse a ellos. «En los próximos años el mundo empresarial se va a dividir en dos categorías: los que tienen el 'frontline' con el cliente y el resto, que sobrevivirán con desigual fortuna como proveedores de los primeros. Amazon lo tiene claro y es seguro que muy pronto, como ya ha hecho con los alimentos para mascotas, cree sus propias marcas en el mundo textil. Al fin y al cabo, ¿quién nos conoce mejor que Amazon, o Google,o Youtube».

7. Compras online. En el informe se augura una tendencia creciente a adquirir prendas por internet. Los hábitos de consumo revelan que los europeos suelen llenar el carrito de la compra online sobre todo por las noches. «Los sociólogos ya reconocen este hábito de compra nocturna como un mecanismo de descomprensión y de compensación tras un día duro».

8. Ropa inteligente. Las prendas inteligentes podrán emitir señales de alarma térmica o cambiar su aspecto en caso de que aumente nuestra actividad. «La ropa inteligente contará además con un poderosos aliado: el probador inteligente que escaneará cada pliegue de nuestra anatomía adecuando la prenda deseada como si se tratara de un guante».