El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Fomento del Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, Jyrki Katainen, durante su visita hoy a España
El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Fomento del Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, Jyrki Katainen, durante su visita hoy a España - EFE

La Comisión Europea reclama a España una política fiscal «creíble»

El vicepresidente Katainen alerta de que la subida del salario mínimo «ralentizará el empleo»

MADRIDActualizado:

Nueva llamada de atención a España. El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Fomento del Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, Jyrki Katainen, ha pedido hoy al Gobierno que mantenga una política fiscal «sólida y creíble» al tiempo que ha advertido de que, aunque la subida del salario mínimo sea una palanca para reducir la desigualdad surgida durante los años de la crisis, también puede conducir a una «ralentización del empleo».

Así se ha expresado Katainen durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados, donde ha acudido para informar de los progresos en relación al futuro de la Unión Europea, y donde su mensaje llega una semana después de que el Banco de España y la AIRef cuestionaran tanto la desviación de los objetivos de déficit como las previsiones de ingresos que el Gobierno ha reflejado en su proyecto de Presupuestos Generales del Estado.

En la que es su tercera visita a nuestro país como dirigente comunitario, Katainen ha reconocido que «la crisis hizo crecer la desigualdad en muchos estados miembro», por lo que «ahora que ha vuelto el crecimiento, y especialmente en España que parece ser sólido, ha llegado el momento de abordar las reformas». Así, las guías marcadas a nuestro país por el comisario se centran, además de mantener la credibilidad fiscal, en el apoyo al empleo y el compromiso con la innovación y la educación.

En materia laboral, Katainen a urgido a España a «mantener el apoyo a las personas solicitantes de empleo, favorecer el paso de los contratos temporales a fijos y trabajar para poner coto a las «alarmante cifras» de abandono escolar que se registran cada año en España. Así, también ha recomendado «incrementar el apoyo público a la investigación y el desarrollo y aumentar la cooperación con las instituciones educativas». En este punto, Katainen ha incidido en la renovación de la formación de los profesores: «hay que comprobar si esta actualizada».

Según ha explicado, es una opinión todavía muy extendida que la reforma del sistema educativo es una apuesta a largo plazo y que tarda años en dar sus frutos, «pero no es así». El vicepresidente ha puesto de ejemplo a Portugal, que reformó su sistema educativo durante la crisis, «y ya está teniendo resultados». «Lo más importante es la calidad de los profesores. La educación es un tema muy importante para crear empleos de calidad», ha afirmado.

En cuanto a la subida del salario mínimo, Katainen ha asegurado que tendrá un «doble impacto» para la economía. «Es cierto que va a aumentar el poder adquisitivo y puede abordar la desigualdad pero también puede conducir a una ralentización del empleo en el país. Hay que encontrar un buen equilibrio y abordar la desigualdad y estimular la economía pero hay que tener en cuenta la competitividad. Los salarios deben ligarse a la productividad porque si no, no es sostenible», ha concluido.

Lo cierto es que estas no han sido las únicas advertencias que ha lanzado Katainen en su visita a nuestro país. Durante su participación en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, el comisario ha destacado que Bruselas «no sabe muy bien» cómo va a recaudar España los 1.200 millones anuales previstos con la «Tasa Google», que fue aprobada el pasado 18 de enero por el Gobierno sin consenso con el resto de países comunitarios, segun recoge Ep.