Pere Víñolas, consejero delegado de Colonial
Pere Víñolas, consejero delegado de Colonial - Inés Baucells

Colonial gana 254 millones tras integrar Axiare

La nueva corporación inmobiliaria suma una cartera de oficinas en Madrid, Barcelona y París valorada en 11.190 millones

Actualizado:

Colonial obtuvo un beneficio neto de 254 millones de euros en el primer semestre del año, tras incorporar en febrero el negocio de Axiare, socimi con la que culminó su fusión ya en este mes de julio.

La integración ha dado lugar a un nuevo «gigante» inmobiliario que suma una cartera de 73 edificios de oficinas repartidos en el centro de Madrid, Barcelona y París que, a cierre de junio, presentaba un valor de 11.190 millones de euros, un 29% más que un año antes.

En el plano económico y financiero, las cuentas semestrales de la inmobiliaria que dirige Pere Viñolas arroja un descenso del 42% en su beneficio neto, si bien la caída responde a la comparación con los extraordinarios contabilizados un año antes por la venta de un edificio de París y el efecto contable favorable de su conversión en socimi.

No obstante, en el ámbito operativo, la integración de Axiare y el plan de crecimiento que Colonial ya llevaba a cabo impulsaron un 21% los ingresos por rentas de alquileres de la compañía, que sumaron 170 millones de euros.

Asimismo, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) creció un 20% entre los pasados meses de enero y junio, hasta situarse en 131 millones de euros.

En la primera mitad del año, Colonial firmó 55 contratos de alquiler sobre un total de 97.000 metros cuadrados de superficie de oficina, que le generarán 19 millones de euros en rentas anuales.

De estos contratos, 23 se firmaron sobre oficinas de Madrid, otros 18 sobre inmuebles de Barcelona y once más, de París. Además, el negocio de naves logísticas que aporta Axiare le generó 8 millones de euros.

A pesar de la integración de esta socimi, la capital gala se mantiene como primera fuente de ingresos del grupo, dado que generó el 56% del total del semestre.

Operación «trasnforacional»

En el capítulo financiero, al cierre de junio, Colonial soportaba una deuda neta de 4.633 millones de euros, un 51% más respecto al cierre del pasado año como consecuencia de la integración de Axiare.

Además de esta fusión, que considera una «operación transformacional y un acelerón en el plan estratégico de crecimiento», Colonial continuó con su habitual política de crecimiento mediante compras de activos.

Así, este mes ha cerrado la adquisición de un edificio del centro de Barcelona, un inmueble de oficinas situado en el número 525 de la Avenida de Diagonal, de 5.710 metros cuadrados de superficie sobre el realizará una rehabilitación integral para convertirlo en un «emblemático edificio del eje de negocios de la Ciudad Condal». Colonial realizará una inversión total de 37 millones en la compra y mejora de este activo.