El Colegio de Ingenieros destaca el liderazgo internacional de la construcción española

La institución reclama a la Administración políticas que fomenten la innovación

SantanderActualizado:

Internacionalización e innovación. Son los aspectos que, según el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, debe fomentar España para mantener su crecimiento en sectores como la construcción o la ingeniería. Ámbitos donde ya ostenta una posición de «liderazgo» a nivel internacional.

Con esta declaración de intenciones se ha inaugurado este lunes en Santander la IV edición del Foro Global de Ingeniería y Obra Pública, organizado por el Colegio de Ingenieros junto a la Fundación Caminos y en colaboración con la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). El acto inicial ha contado además con la presencia del director general de Carreteras del Ministerio de Fomento, Jorge Urrecho, que ha planteado la necesidad de hacer de España «un lugar más atractivo para la inversión» en el ámbito del transporte.

Urrecho también ha señalado la labor de los ingenieros en este ámbito, porque «están llamados a aportar las soluciones más eficientes a los grandes retos de diferentes áreas». Respecto a la digitalización, el representante de Fomento ha admitido que «el progreso tecnológico se ha incorporado de forma lenta en el ámbito de las infraestructuras», si bien cada vez es más común encontrar en él herramientas como los drones o las impresoras 3-D.

El vicepresidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, José Polimón, ha comenzado su intervención destacando la «excelencia» de la ingeniería civil española, para luego señalar la necesidad de que la Administración fomente «políticas concretas» que impulsen la innovación. Medidas que deberían complementarse con «la implicación del sector privado y un marco legal que facilite las cosas y un contexto educativo que prepare a las personas para emprender e innovar».

Se trata de una tarea urgente para el Colegio. Polímón ha destacado que a partir de 2030 «uno de cada tres empleos estará automatizado», por lo que España debe actuar rápido para mantener el «nivel de excelencia» mostrado hasta el momento en el ámbito de la ingeniería civil.