José María Marín Quemada, presidente de la CNMC
José María Marín Quemada, presidente de la CNMC - MAYA BALANYA

La CNMC cuestiona la cesión de las licencias VTC a las regiones

Competencia prepara un informe que analiza el impacto en el mercado de la medida

MadridActualizado:

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ultima un informe no vinculante en el que cuestiona la solución que ha dado el Gobierno a la guerra del taxi. El organismo que preside José María Marín Quemada, un ferviente defensor de la economía digital en general y de plataformas como Uber y Cabify en particular, considera que el real decreto-ley que cede las competencias sobre las licencias de vehículo con conductor (VTC) a las comunidades supone una traba para la competencia del sector.

Fuentes de la CNMC apuntan a que este informe se publicará «en las próximas semanas» e irá «en línea» con la posición mostrada por el «superregulador» en este asunto hasta el momento. En julio, Competencia pidió la suspensión cautelar de un reglamento aprobado por el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) que daba a la Ciudad Condal la posibilidad de exigir una licencia adicional a empresas como Uber y Cabify para operar. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) admitió el recurso de la CNMC y tumbó la norma, lo que desencadenó una huelga de taxistas en todo el país.

La nueva norma del Ejecutivo sobre el sector también va camino de los tribunales. Las compañías de VTC, de hecho, han advertido de que reclamarán 3.800 millones si el real decreto-ley finalmente sale adelante. ¿La razón? Consideran insuficiente el plazo de 4 a 6 años dado por el Gobierno para traspasar las competencias del sector a las comunidades autónomas. Hay que tener en cuenta que, cuando este plazo venza, la norma recoge la posibilidad de que las comunidades y los ayuntamientos saquen de las calles miles de coches de Uber y Cabify.

Nuevas concentraciones

Con todo, la norma debe ser convalidada por el Congreso de los Diputados. Y pese a que será mañana cuando se produzca la votación, el resultado de la misma todavía está en el aire. El decreto cuenta con el respaldo de PSOE, Podemos y PDeCat, pero también ha sido criticado duramente por PP y Ciudadanos. Por tanto, la posición que adopte el PNV, que todavía tiene dudas respecto a la norma, determinará si esta finalmente sale adelante.

Las próximas horas serán clave. Taxistas y propietarios de VTC se reunirán con distintos representantes para intentar obtener su apoyo de cara a la votación. Además, ambas partes han convocado concentraciones para mañana como método de presión. La del taxi está prevista para las 9.30 horas, mientras que los VTC se manifestarán a las 10.30 desde el Ministerio de Fomento.