FOTOLIA

Claves para ahorrar viajando estas vacaciones

La planificación y las plataformas digitales pueden ayudarnos a gestionar los gastos familiares en este periodo

MadridActualizado:

Si todavía no te has ido de vacaciones, es probable que lo hagas en los próximos días. Se acerca el final de la primera quincena de agosto y los más rezagados comienzan a hacer la maleta y empiezan a rastrear el mercado. La previsión es importante en estos casos, pero si aún no tienes nada cerrado no te agobies, todavía te puedes ir de vacaciones sin derrochar.

Desde Kelisto.es apuntan al consumidor inteligente, aquel que realiza tres acciones fundamentales: «planificar, priorizar y comparar precios». La plataforma defiende que es importante mirar «la letra pequeña» de cada oferta, estar atento a promociones de última hora y, sobre todo, comparar las distintas opciones que se nos presentan en este periodo.

Una vez elegido el destino, es posible evitar desembolsar todo el precio de golpe. Existen fórmulas para obtener financiación para las vacaciones, como las tarjetas de crédito aplazado, que permiten abonar el coste en mensualidades a cambio de un interés. También puede ser interesante pedir un préstamo personal, una alternativa que supone un tipo de interés menor que el de las tarjetas. «De media, estos productos cobran 39,32 euros por fraccionar un gasto como el de las vacaciones verano, lo que equivale a un total de 68.998.455,3 euros en concepto de intereses», explican desde Kelisto.

En el caso de que optemos por no financiar este periodo, es conveniente realizar un presupuesto. Así nos marcaremos unos límites a la hora de gastar nuestros ahorros y tendremos constancia de lo que estamos invirtiendo en todo momento. La anticipación, en general, suele ser un buen consejo a la hora de llevar a cabo nuestras vacaciones.

Con la revolución digital los viajeros que se plantean ir de vacaciones tienen más facilidades. A través de algunas aplicaciones como Fintonic. Estas herramientas permiten elaborar un presupuesto para el periodo vacacional y llevar un control del gasto diario.

Pero sin lugar a dudas la «estrella» del ahorro vacacional es internet. Las aplicaciones móviles y las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) han abierto un mundo de posibilidades. Según The Boston Consulting Group, más del 95% de los viajeros de hoy en día utilizan los recursos digitales en el transcurso de su viaje, ya sea antes, durante o después.

El transporte es uno de los sectores donde los programadores de aplicaciones han puesto el foco. En este ámbito se pueden encontrar comparadores de billetes de avión, tren o autobús. En este sentido, muchas de las compañías de avión y de tren han habilitado la opción de suprimir la impresión de billetes y hacer el check-in descargando los billetes en el teléfono móvil.

Una vez elegido el transporte y obtenido el mayor descuento posible es momento de encontrar un alojamiento. En lo que va de año, el nivel de ocupación hotelera creció un 6%, según la Confederación Española de Hoteles. Este es el mayor nicho de mercado que han encontrado los comparadores, desde que irrumpieron TripAdvisor y Airbnb, las aplicaciones destinadas a comparar precios de habitaciones de hotel, o incluso las que ofertan viviendas de particulares para estancias vacacionales, han copado el mercado. Con ellas puedes elegir el establecimiento hotelero o casa particular que mejor se adapte a lo que necesitas y realizar una reserva online de manera instantánea.