La venta de obra nueva aumentó un 7,4% en el primer semestre del año
La venta de obra nueva aumentó un 7,4% en el primer semestre del año - JUAN CARLOS SOLER

Las claves del mercado de la vivienda para lo que queda de año

Aunque la demanda de primera residencia se recupera en España, la escasa capacidad financiera todavía es un obstáculo para adquirir un inmueble

ABC
MadridActualizado:

En lo que va de año, el mercado de la vivienda ha estado marcado por un crecimiento moderado. No obstante, desde finales de junio, este repunte se ha revertido hasta registrar los mayores descensos desde 2013. De hecho, la firma de hipotecas y la compraventa de viviendas han registrado unas caídas interanuales del 16,2% y del 9%, respectivamente, al cierre del primer semestre de 2019, según las últimas cifras del INE (Instituto Nacional de Estadística) y del Consejo General del Notariado.

Sin embargo, las previsiones de crecimiento de la economía española para este año —en el 2,3%, según el Fondo Monetario Internacional (FMI)— pueden alentar tanto a inversores como a particulares a adquirir un inmueble en la segunda mitad del año.

Por ello, los expertos del portal inmobiliario Casaktua.com han detectado las ocho tendencias que marcarán el mercado inmobiliario residencial durante los últimos meses de 2019.

1. Apuesta por las hipotecas a tipo fijo

Según los últimos datos del Colegio de Registradores, las hipotecas a tipo fijo supusieron el 41% de todas las nuevas hipotecas contratadas durante el primer trimestre del año. ¿La razón? La subida prevista del euríbor y los atractivos tipos que ofrecen las entidades bancarias. Una tendencia que se mantendrá durante los próximos meses, tal y como refleja el estudio de Casaktua.com, ya que el 64% de los futuros compradores tiene claro que apostarán por el interés fijo.

2. Mayor solvencia del deudor

La nueva Ley reguladora de los contratos de crédito inmobiliario trae consigo la exigencia de mayor información disponible para el consumidor, reducción de gastos para el prestatario, desaparición de las cláusulas suelo, el papel del notario como gran aliado del comprador, la regulación de las operaciones vinculadas, menos comisiones, más libertad para cambiar de banco… Pero también supone la obligación legal de un estudio de solvencia mucho más exhaustivo del deudor por parte de las entidades bancarias. Esto conllevará que determinados colectivos con rentas más bajas tengan mayor dificultad para acceder a la financiación.

3. Expansión del «boom» del alquiler

El repunte del precio de los alquileres ya no solo afecta a barrios céntricos. Tal y como refleja el último estudio del Banco de España, al aumento de precios de las zonas céntricas de las grandes ciudades, se une ahora el elevado encarecimiento del arrendamiento en barrios periféricos y ciudades colindantes, así como en zonas con rentas más bajas. Esta previsión se refleja en el presupuesto que los españoles piensan dedicar a mudarse a una vivienda de alquiler: han incrementado su presupuesto un 11% en último año, según el último estudio de Casaktua.com.

4. Inversión todavía atractiva

Aunque la incertidumbre política y la regulación del alquiler y del arrendamiento turístico por parte de las administraciones están afectando a las inversiones, evitando un crecimiento mayor del registrado hasta la fecha, la rentabilidad bruta todavía sigue siendo positiva (entre el 4% y el 7,5% en todas las capitales de provincia, según el Banco de España). Lo que seguirá atrayendo a inversores extranjeros y nacionales.

5. Declive de los pisos turísticos

La moda de los pisos turísticos puede tener los días contados. El informe del portal inmobiliario refleja que el número de propietarios de segunda residencia que optan o tienen pensado apostar por el alquiler turístico se ha reducido a la mitad. La alternativa que ha salido ganando es la de disfrute propio. Y es que el 65% de los españoles que dispone de una segunda vivienda no tiene ninguna intención de ponerla en alquiler a corto o medio plazo.

6. Difícil acceso a la vivienda

La demanda de primera vivienda se recupera frente a la de reposición gracias a la estabilización en la creación de empleo joven, que reduce su volatilidad del pasado. El estudio de Casaktua.com también lo demuestra. En 2018, del total de aquellos que se iban a mudar en propiedad, el 83% iba a comprar por reposición y el 17% iba a adquirir su primera vivienda. Este año, los porcentajes son del 68% y del 32%, respectivamente. Sin embargo, la capacidad de compra de los salarios no crece, lo que mantiene las dificultades en el acceso a la vivienda.

7. Más transacciones de obra nueva

La vivienda usada sigue siendo el motor principal del mercado inmobiliario, pero la obra nueva continúa abriéndose paso y ganando terreno. Según los últimos datos del INE, entre enero y junio, la venta de casas de obra nueva creció un 7,4%, mientras que las transacciones sobre vivienda usada descendieron un 1,6%. Y las estadísticas de Casaktua.com reflejan que el 15% de los españoles que tiene pensado adquirir un inmueble a corto o medio plazo está buscando inmuebles de obra nueva.

8. Extranjeros en la costa

La última estadística del Colegio de Registradores muestra que el número de viviendas adquiridas por extranjeros se ha incrementado un 7%. Y es que el mercado inmobiliario español atrae a compradores de Reino Unido, Francia y Alemania, principalmente, y lo seguirá haciendo. Las ubicaciones de costa son las preferidas: Alicante, Tenerife, Málaga, Baleares, Girona, Las Palmas, Murcia, Almería, Tarragona y Castellón.