El edificio corporativo del grupo Mediapro
El edificio corporativo del grupo Mediapro - EFE

China protagonizó en España su mayor operación de Europa en el primer semestre de 2017

Nuestro país recibió en 2016 su volumen récord de inversión del país asiático: 1.605 millones de euros

MadridActualizado:

España es un destino atractivo para el capital Chino. De hecho, la mayor operación que realizaron sus inversores en Europa en el primer semestre de 2017 fue en nuestro país. Concretamente, la adquisición del 53,5% del grupo Mediapro por Orient Hontai Capital, valorada en 1.016 millones de euros. Así consta en la cuarta edición del Informe Esade «Tendencias de la ivnersión china en Europa».

Nuestro país, además, fue una de las referencias entre los países del sur en el año 2016. Así, España recibió un volumen de inversión récord de 1.880 millones de dólares (1.605 millones de euros al cambio actual). Este dato fue a consecuencia de la adquisición de Urbaser, hasta entonces propiedad de ACS, por el grupo chino Firion Investments.

Respecto a las economías del sur, el Informe de Esade muestra que la inversión fue heterogénea en 2016, mientras que en la primera mitad de 2017 no se produjeron grandes inversiones más allá del anuncio que sobre el grupo Mediapro en España.

En 2016, Italia, por su parte, recibió 800 millones de dólares (683 millones de euros) gracias a las adquisiciones del equipo de fútbol Inter de Milán, la firma de joyería Buccellati o la de manufacturas Gimatic. En Grecia, Cosco entró con una participación minoritaria en la red eléctrica Admie y, en Portugal, Fosun International anunció su intención de acudir a una ampliación de capital del Banco de Portugal, y Hainan Airlines entró en la aerolínea TAP Air Portugal.

En 2017, más allá de España, durante la primera mitad el volumen se redujo hasta los 15.300 millones de dólares (13.065 millones de euros). Sin embargo, en Italia el capital chino sí que aumentó su inversión al convertirse en el primer destino del dinero de los ciudadanos del país asiático, por delante de Reino Unido y Alemania.

Cifras europeas

En 2016, China fue el segundo mayor inversor del mundo al alcanzar los 170.110 millones de dólares (145.279 millones de euros). De todo ello, casi una cuarta parte tuvo como destino la Unión Europea, lo que se traduce que en llegó al continente un 31% más de capital chino que el año anterior.

Los 35.143 millones de euros de euros que recibió el Viejo Continente de China no tuvieron la misma incidencia por países. Alemania y Reino Unido acapararon la mitad de la inversión total en la UE con un 27,4% y un 25,5% respectivamente. El informe lo achaca a que ambas economías «combinan un atractivo clima de negocios para las empresas extranjeras con oportunidades de inversión en sectores de elevado interés para las empresas chinas». Esos sectores de interés, dice el informe de Esade, son algunos como el inmobiliario o el de las infraestructuras tecnológicas.

La novedad en 2016 llegó por parte de Finlandia, que se situó como segundo destino en inversión ese año por la adquisición del 84% de la creadora de videojuegos Supercell Oy por parte de un grupo de inversores liderado por Tencent. Esta operación se valoró en 8.600 millones de dólares (7.346 millones de euros) y fue la de mayor volumen de las realizadas por el país asiático en Europa en 2016.