El yuan chino desembarca en España
afp

El yuan chino desembarca en España

China sigue invirtiendo en compra de bonos de deuda e inyectará 200.000 millones de euros en dos fondos en Europa y EE.UU.

madrid Actualizado:

Que China lleva años lanzada a la conquista del mundo no es ningún secreto. A la batalla empresarial de la fábrica del mundo se une ahora la financiera. En 2010, el gigante asiático se situó en el quinto puesto (excluyendo Hong Kong) en Inversión Extranjera Directa con 68.000.000 millones de dólares, según datos del Ministerio de Industria español.

La mayor reserva de divisas extranjeras, cifrada en 2,3 billones de euros, tiene también sello chino. La acumulación de divisas que ha llevado a cabo China durante los últimos años está ligada a la intervención cambiaria y a unos costes de financiación extremadamente bajos.

Este poderío de China, convertida ya en la segunda potencia económica, la ha empujado a ser una de las «salvadora» de nuestro país en medio de la crisis de deuda. Así, en los últimos meses, China se ha lanzado al «rescate» del euro comprado bonos de países periféricos con problemas como Grecia, Portugal, Hungría o España.

De hecho, el gigante asiático ostentaba a mediados de 2011 en torno al 12% de los títulos de deuda pública extranjeros, es decir, más de 25.000 millones de euros, según fuentes del Gobierno español.

Promesas tampo han faltado. En abril de 2011, el primer ministro, Wen Jiabao, prometió a Rodríguez Zapatero que seguirían comprando deuda española, como ya había hecho en dos ocasiones el año anterior para demostrar su confianza en la economía española.

Diversificación, rentabilidad y estrategia

Pero, ¿qué ha empujado a China a entrar en el mercado financiero europeo? Las razones principales serían tres, según el estratega de Citi, José Luis Martínez: diversificación, rentabilidad y geoestrategia. En primer lugar, el gigante asiático busca diversificar sus posiciones en divisas ya que más de la mitad de su reserva billonaria está en dólares.

Los chinos buscarían la rentabilidad que ofrece ahora el euro ya que los tipos de interés están ahora muy bajos en EE.UU. «A China le cuesta tener reservas en dólares», explica José Luis Martínez.

Otra de las razones reside en que existe un interés estratégico y el objetivo de «salvar» a Europa para combatir la tensión financiera comprando euros. «A ellos tampoco les interesa que las cosas vayan mal en el Viejo Continente», puntualiza Martínez.

Dos fondos de inversión

La última buena noticia que viene del Lejano Oriente llega en forma de fondos. China planea invertir 223.500 millones de euros (300.000 millones de dólares) en Europa y Estados Unidos. Prepara dos fondos de inversión, uno para cada continente, que estarían controlados por el Banco Central chino.

El fondo que manejará las inversiones en Estados Unidos se llamará Hua Mei y el que gestionará los fondos en Europa llevará el nombre de Hua Ou. El estilo de inversión de ambos fondos será similar al del fondo SAFE, radicado en Hong Kong y a través del que China invierte en decenas de sociedades cotizadas extranjeras.

Menor presencia empresarial

No obstante, la inversión empresarial aún es incipiente. Mientras, las empresas españolas tienen invertidos 1.500 millones de euros (unos 1.900 millones de dólares) en China, éste país sólo ocupa el puesto 23 como inversor extranjero en España.

En abril de 2011, seis empresas españolas (Gamesa, Banco Santander, Grupo Antolín, Indra, Maxam y Ringo) incrementaron su presencia en China, con las firmas de diversos acuerdos de asociación por un importe aproximado de 1.500 millones de euros.

Por otro lado, estas son las empresas chinas con más presencia en España:

Gráfico: ABC