Unai Sordo y Pepe Álvarez, esta semana en Guadalajara
Unai Sordo y Pepe Álvarez, esta semana en Guadalajara - EFE

CC.OO. califica de «oportunista» el plan de igualdad salarial

Los sindicatos y la CEOE critican que el decreto no haya pasado por el diálogo social ni por la mesa que la propia Carmen Calvo convocó hace un mes

MadridActualizado:

Los dos sindicatos mayoritarios, CC.OO. y UGT, han criticado el decreto que recoge el plan de igualdad en los salarios aprobado hoy por el Consejo de Ministros. Especialmente duro es CC.OO., que denuncia que este decreto «no ha contado con el acuerdo de la mesa de diálogo social ni con una verdadera negociación con los agentes sociales».

CC.OO. expresa su «preocupación» ante una metodología que muestra «muy poco respeto al diálogo social y la voluntad real de negociación en la mesa que la propia vicepresidencia del Gobierno, Carmen Calvo, convocó hace un mes».

El sindicato que lidera Unai Sordo añade que «podría interpretarse más bien como una propuesta de oportunidad para situar el perfil político ante la cercanía del 8 de marzo, que un decreto que de forma efectiva vaya a favorecer la igualdad entre hombres y mujeres».

Y apuntan que aunque se reduce el umbral en el número de plantilla para establecer la obligatoriedad de negociar un plan de igualdad, el periodo de aplicación de tres años «nos resulta largo, teniendo en cuenta el tejido empresarial de nuestro país, en la que la mayor parte de las empresas son pymes». Para UGT, esta medida «se queda a medias y es insuficiente al establecerse una aplicación progresiva hasta 2021, lo que supone un nuevo retraso en la adopción de una medida de igualdad de género muy necesaria en el ámbito laboral».

Respecto a las 16 semanas de permiso de maternidad y paternidad, CC.OO. discrepa de los periodos transitorios asumidos y UGT también considera que su aplicación progresiva hasta 2021 «vuelve a retrasar y ralentizar la materialización de un derecho, que ya debería llevar años ejerciéndose».

El sindicato encabezado por Pepe Álvarez subraya que «tampoco se adoptan las medidas suficientes y necesarias para hacer efectivo el derecho de igualdad salarial. Seguimos sin tener ninguna referencia legal a criterios y sistemas concretos para la valoración de puestos de trabajo y clasificación profesional objetiva, neutral y no sexista, que garanticen la no discriminación por razón de sexo. Las medidas sobre transparencia e información salarial que deberían proporcionar las empresas a trabajadores y representantes sindicales se quedan cortas».

Críticas de CEOE

Por su parte, y por ser una cuestión de tal importancia, los empresarios no comparten que se utilice un real decreto, «cuya aprobación va a recaer en la Diputación Permanente del Congreso, sin que se haya contado con la participación que la Constitución otorga a los empresarios en proyectos de su competencia».

En este sentido, critican que «no se ha dado el tiempo suficiente en las mesas de dialogo social para articular un texto que consiga el objetivo de igualdad real que todos deseamos».

CEOE y Cepyme indican también que el decreto «establece unas obligaciones burocráticas y de gestión que dificultan la organización interna de las empresas al tiempo que representa mayores costes, que pueden redundar en menos empleo para mujeres y jóvenes».