José Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España
José Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España - EFE

Bonet alerta al Gobierno de que «no se puede atosigar a las empresas» con más subidas de impuestos

Bruselas ataca el «insostenible» aumento de la deuda pública española y pide ajustes

MadridActualizado:

España ya ha salido del brazo corrector de Bruselas, al bajar su déficit del 3% por primera vez desde 2007, pero la Comisión Europea no aguarda y pide acelerar la reducción del déficit público y de la deuda. Así lo ha puesto sobre la mesa esta mañana el director general adjunto de Asuntos Económicos de la Comisión Europea, Carlos Martínez Mongay, en un acto organizado por el Consejo General de Economistas y la Cámara de Comercio. Precisamente, en el acto estaba también presente el presidente de este organismo, José Luis Bonet, que ha advertido al Gobierno de que «no se puede atosigar a las empresas», en referencia a la subida de impuestos planeada en los Presupuestos y que podría postergarse a 2020.

«No se puede atosigar a las empresas cuando las empresas son el motor de la economía. Hay que tener mucho cuidado con los planes» de subidas de impuestos, ha apuntado Bonet. El Ejecutivo planea que de los 5.654 millones de euros que el Gobierno planea subir los impuestos, 3.566 lo pagarán las empresas. Lo hará a través de un aumento del Impuesto de Sociedades a las grandes empresas, una tasa Google a las tecnológicas, la tasa Tobin y demás. Solo este año el Ejecutivo planea ingresar 1.339 millones por el aumento de las cotizaciones.

Martínez, por su parte, ha advertido en nombre de Bruselas de la deteriorada posición fiscal de España. «Hasta ahora hemos estado financiando con deuda parte del pago de los intereses, como no se revierta la tendencia la deuda puede llegar a una senda insostenible», ha alertado Martínez, que ha recordado que el pasivo ha seguido aumentando en términos absolutos, aunque a menor ritmo que el PIB nominal.

«¿Cómo es posible que un país que crece al 3,5% haya reducido su deuda solo en dos puntos al año, cuando el denominador -es decir, el PIB- ha crecido estos años un 15%? Hay que cerrar este gap entre gastos e ingresos públicos del 3% del PIB», ha criticado.