Cajastur, CAM, Caja Cantabria y Caja Extremadura forman la tercera caja de España

La caja valenciana tendrá otro 40%; Cajastur, otro 40%; Caja Extremadura, un 11% del grupo y Caja Cantabria un 9%

MIGUEL PORTILLA | MADRID.
Actualizado:

Cajastur, la alicantina Caja Mediterráneo (CAM), Caja Cantabria y Caja Extremadura formarán la tercera caja de España al llegar a un acuerdo para formar un Sistema Institucional de Protección (SIP) con un volumen de activos de 135.000 millones de euros, 14.000 empleados y 2.300 oficinas. La propuesta ha sido presentada este lunes al Banco de España. El presidente de Cajastur, Manuel Menéndez, será el consejero delegado del nuevo grupo, donde la entidad asturiana tendrá un 40%; El presidente de la CAM, Modesto Crespo, será el presidente de esta nueva entidad, donde la caja valenciana tendrá otro 40%, Caja Extremadura tendrá un 11% del grupo y Caja Cantabria un 9%.

Si se confirma, se creará el tercer grupo de cajas española y quinto grupo financiero, con más de 135.000 millones de euros en activos, una red de 2.300 oficinas y una plantilla de 14.000 empleados.

La nueva entidad tendrá un consejo de administración de doce miembros, presidida por Modesto Crespo, actual presidente de Caja Mediterráneo, y con Manuel Menéndez (presidente de Cajastur) de consejero delegado. Por su parte, Víctor Bravo (presidente de Caja Extremadura) será vicepresidente primero y Enrique Ambrosio (presidente de Caja Cantabria) será vicepresidente segundo.

A partir de ahora, esta medida deberá ser aprobada por los consejos de administración de cada entidad.

No obstante, cada caja de ahorros mantiene su personalidad jurídica, implantación regional de negocio minorista, y órganos de gobierno y obra social independientes, por lo que la red comercial seguirá operando en cada territorio con la marca actual de cada entidad en su territorio natural.

Este mismo lunes, Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK) ha dado por rotas las conversaciones que mantenía con la CAM. La semana pasada, la CAM rompió las negociaciones que mantenía con Caja Murcia porque el presidente de esta entidad, Carlos Egea, exigió ser presidente de la caja resultante de la fusión durante cinco años, en lugar de los tres acordados en principio.

Queda descartada también una fusión entre la CAM y Caja Madrid, opción que tanto el presidente de la CAM como el de la caja madrileña, Rodrigo Rato, avanzaron a mediados de mayo.