Imagen de archivo de una reunión entre el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional
Imagen de archivo de una reunión entre el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional - REUTERS

Una de cada cuatro trabajadoras del Banco Mundial dice haber sufrido acoso sexual

La cifra se desprende de una encuesta interna realizada por este organismo con sede en Washington DC

Corresponsal en WashingtonActualizado:

La ola no deja de crecer y ya prácticamente no quedan instituciones que no deban surfearla. Es una ola que recorre el mundo y que, a su paso, deja un panorama que sonroja a los hombres, a la vez que abre debates complejos sobre las relaciones personales y de poder en el trabajo. Ahora ha sido el Banco Mundial quien, mediante una encuesta interna, ha concluido que una de cada cuatro mujeres ha sufrido algún tipo de acoso sexual en su puesto de trabajo, particularmente en Washington DC, donde se encuentra la sede central de esta institución, cuyo fin es proporcionar asistencia económica y asesoramiento a países en vías de desarrollo. Cifras que guardan correlación con las que, por ejemplo, arrojan las investigaciones sobre acoso a mujeres durante la etapa universitaria en Estados Unidos.

El Banco Mundial realizó el pasado mes de marzo una encuesta interna sobre acoso sexual a 24.000 trabajadores, entre fijos y temporales, a la que apenas respondieron 5.056 de ellos. De entre los que sí respondieron, el 57% fueron mujeres, el 40% hombres y un 3% prefirió no definirse. De la misma se extrae que el 25% de las mujeres que participaron dice haber sufrido acoso sexual, mientras que tan solo lo declaran un 4% de los hombres. A estas cifras hay que sumir la de aquellos que consideran haber sido testigos de un caso así, que es de un 36% en el caso de las mujeres y de un 14% en el de los hombres.

Si un dato llama la atención es la escasa presentación de quejas o denuncias relacionadas con estos episodios. Solo un 14% de las mujeres informaron de lo acontecido, por un 8% en el caso de los hombres. De entre quienes no informaron, la mayoría, un 32%, temía sufrir consecuencias. De hecho, la mitad de quienes manifiestan ese temor, no han revelado en la encuesta su estatus en la empresa. Y es que en el 55% de los casos, el acosador era alguien de rango superior a la persona que dice haber padecido el acoso. Y entre quienes sí han denunciado, la mitad se manifiestan descontentos con la forma en que se ha resuelto la queja, e incluso el 18% señalan haber sufrido algún tipo de represalia por haberlo hecho.

La encuesta muestra también casos de reincidencia. 313 personas han reflejado haber vivido 3 o más incidentes de acoso sexual en los últimos 3 años, y 124 de ellos más de cinco. El Banco Mundial ha convocado para el próximo lunes una charla informativa con sus trabajadores para analizar los resultados.