Vídeo: Foro de ABC en la Embajada de España de Buenos Aires - EFE/Rodrigo García Melero
Foro ABC en Argentina

Un brindis por la confianza rodeado de expectación

Primeras figuras económicas y de la política respaldan el primer Foro ABC celebrado en Buenos Aires con gran tirón mediático

Buenos AiresActualizado:

Poner sobre la mesa la palabra confianza, clave en toda relación, personal, política, económica o social no es fácil. Hablar de inversiones, números, déficit, deuda, inflación, problemas y soluciones de la economía argentina tampoco, pero lo difícil se hizo fácil en el Foro de ABC en la Embajada de España de Buenos Aires, que reunió a un centenar de invitados y en el que periodista de todos los medios nacionales y corresponsales extranjeros se hicieron eco de los titulares y las anécdotas de la jornada.

Eduardo Menem, ex titular del Senado y peronista de raza, pidió el micrófono y demostró que la oposición puede ser «razonable», como advertía el ministro Caputo, y está dispuesta a empujar el carro del crecimiento aunque quien tire del mismo no sea uno de los suyos. «Todos hemos aprendido que lo peor que le puede pasar a Argentina es cortar el rumbo del país», reconoció con firmeza. El fantasma del crack del 2001 sobrevoló en silencio.

La maldición de los gobiernos no peronistas de no terminar nunca la legislatura quedaba, una vez más, conjurada, pero en esta ocasión tenía más valor al ser un histórico del movimiento el que alzaba su voz para advertirlo. «Este Gobierno no va a hacer aventuras locas de expropiación ni el presidente Macri les va a poner a parir», comentó el hermano del expresidente Carlos Menem. Todos en la sala sabían que hablaba del caso YPF-Repsol y de las palabras de Néstor Kirchner en su primera visita a España, donde fustigó a multinacionales asentadas en Argentina desde principios de los años 90. Diputados, senadores, economistas, diplomáticos y buena parte de la audiencia sonreía con alivio o malicia al escucharle.

«Este Gobierno ha podido instalar la seguridad jurídica, que es lo mismo que decir que los inversores saben a qué atenerse. Hay clima de negocios y posibilidades de avanzar», siguió Menem. «España -añadió- puede ser facilitadora de la integración regional».

El presidente del Archivo General de la Nación, Emilio Perina, siguió atento la secuencia y en el cóctel posterior comentó el acierto de estas palabras. En el mismo sentido se manifestó la abogada y asesora de la DAIA (principal institución israelí con la AMIA) de Argentina, Marta Nercellas.

La prensa local resumía ayer así el Foro: «Luis Caputo: El juego de la política es el de hacerle la vida mejor a la gente». «Empresas españolas piden una Argentina estable que proteja las inversiones», tituló otro medio.

Entre los asistentes al Foro de ABC estaba Timothy Stater, consejero para Asuntos Económicos de la Embajada de Estados Unidos, que comentaba y celebraba con Tomás Hess, ex Exxonmobil y actual consultor, la convocatoria. También Carlos Canievski, gerente general de la agencia de noticias Telam y Claudia Alvarez Arguelles, propietaria del Hotel Costa Galana, hicieron repaso de todo con Jaime Pérez Pena, quizás el ejecutivo que más tiempo permaneció destinado al frente de una empresa de capital española (Argenova) en Argentina. Cecilia Remiro, abogada de importantes empresas españolas no faltó a la cita donde también estuvieron presentes los titulares de las principales casas regionales y Pedro Bello, propietario del restaurante Rioja, un emigrante histórico que lleva la bandera de España en el corazón. Mario Terzano, presidente de Radio Cultura y Teresa González, diputada del Parlasur, pasaban de un corrillo a otro como la doctora Marcela Martín y Marisa Lobosco, abogada de la UOCRA (sindicato de la construcción).