Santiago Gómez (Acciona), Santiago Rull (Disa), Ignacio Colmenares (Ence) y Javier Anzola (Viesgo), en el foro
Santiago Gómez (Acciona), Santiago Rull (Disa), Ignacio Colmenares (Ence) y Javier Anzola (Viesgo), en el foro - J. G. N.

El bono social debería ser financiado por los Presupuestos, según las eléctricas

Las compañías prevén un descenso de los precios de la luz según vaya aumentando la potencia renovable

MadridActualizado:

Los costes del bono social de electricidad deberían asumirlos los Presupuestos del Estado y no las compañías del sector, según han criticado hoy los consejeros delegados de Acciona Green Energy, Santiago Gómez, y de Viesgo Generación, Javier Anzola, en el congreso de energías renovables organizado por APPA, la principal asociación de empresas del sector, y al que finalmente no ha asistido la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Estos costes, más de 200 millones de euros al año, se reparten entre todas las comercializadoras, según su facturación. Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP y Viesgo presentaron a finales del año pasado recursos contencioso administrativos contra el real decreto y la orden ministerial que había entrado en vigor dos meses antes.

Sobre la suspensión temporal del impuesto del 7% a la generación eléctrica, Santiago Gómez dijo que «debería ser permanente, ya que nunca tuvo sentido». Apuntó que su impacto es inferior al previsto por algunos expertos y «está siendo de unos 3 euros por megavatio hora (MWh)». Ignacio Colmenares, consejero delegado de Ence, coincidió en esta afirmación porque, entre otros motivos, «la energía es muy cara, sobre todo para las industrias». Javier Anzola añadió que «la reducción fiscal es necesaria y se ha quedado corta».

El secretario de Estado de Energía, José Domínguez, afirmó en la inauguración del congreso que España deberá instalar 50.000 megavatios (MW) renovables de aquí a 2030 para alcanzar el objetivo del 35% de estas tecnologías sobre la energía final. Sin embargo, Ignacio Colmenares dijo que, «aunque tenemos la tecnología, no hay capacidad para instalar 5.000 MW al año, ya que hay un cuello de botella en las redes».

Los representantes de Acciona, Ence y Viesgo coincidieron en que los precios de la electricidad bajarán a corto y medio plazo según vaya creciendo la potencia renovable instalada. Ignacio Colmenares subrayó que «es el momento de sacar pecho y decir que gracias a las renovables la energía no es aún más cara».

No obstante, la presidenta del operador del mercado eléctrico OMEL, Carmen Becerril, había advertido minutos antes que la incorporación de 9.000 MW renovables no va a tener un efecto depresor en los precios eléctricos y había señalado que la transición energética estará marcada por la volatilidad de los mismos.

El consejero delegado de Disa, Santiago Rull, dijo que Canarias tiene todo el potencial de sol y viento para «liderar el crecimiento de las renovables en España» y, sin embargo, «estamos a la cola del país». Subrayó que las islas deben de tener un tratamiento diferencial, «como así lo reconoce la UE», porque allí los costes son hasta un 40% más caros que en la península.

.