Bonet: «El impulso al comercio exterior ayudará a las empresas españolas a superar la crisis»

ABC.es | MADRID
Actualizado:

El Secretario General de Comercio Exterior, Alfredo Bonet, ha reivindicado el liderazgo de España en las relaciones UE-América Latina durante el foro mensual de la Fundación Euroamérica. Durante su intervención, Bonet ha reivindicado el papel del comercio internacional como motor del cambio y de progreso. En condiciones normales, ha afirmado, “el comercio exterior actúa como correa de transmisión y contribuye a generar crecimiento y empleo”.

Al comienzo del acto, el presidente de la Fundación Euroamérica, Carlos Solchaga, presentó a Bonet como un “hombre dedicado al servicio de los intereses de España y los intereses de sus empresas en el comercio exterior”.

En cuanto a las relaciones comerciales entre Europa y América Latina, el Secretario General de Comercio Exterior ha calificado de “insuficiente” el debate que existe actualmente en torno a estas relaciones, a pesar de que “las políticas comerciales y procesos de liberalización y comercialización tienen un impacto sobre nuestra vida cotidiana mucho mayor de lo que podemos imaginar”. La UE es el segundo socio comercial y primer inversor de América Latina. La entrada de España y Portugal en la Unión Europea dio un impulso decisivo a la relación comercial entre ambas regiones. “España” en opinión de Bonet, “debe reforzar los vínculos con la región a través de un rol de decidido liderazgo dentro de la UE”.

Actualmente, y en vistas de la celebración de la VI Cumbre de América Latina y el Caribe en mayo de 2010 en Madrid (durante la presidencia española de la UE), se están revisando los tratados comerciales con los socios estratégicos de la Unión Europea, que en estos momentos tiene abiertas negociaciones con Mercosur, México, Chile, Brasil y la Comunidad Andina. El objetivo de España es “que esas negaciones avancen antes de la presidente española de la Unión Europea para que puedan firmarse en ella”.

Los países de América Latina tienen vigentes unos 30 acuerdos comerciales entre sí y con otros países de otras zonas. Dichos acuerdos han contribuido a abrir nuevos mercados, impulsar su competitividad y sacar a muchos ciudadanos de la pobreza. Los esfuerzos de integración económica en América Latina han sido el principal elemento impulsor del crecimiento económico y el desarrollo social en esta región. Estamos ante la primera crisis económica de la globalización, y en palabras de Alfredo Bonet “América Latina se ha enfrentado a esta crisis en mejores condiciones que a ninguna otra anterior, con políticas económicas más ortodoxas y con marcos económicos más sólidos”.

La OMC estima que este año el comercio internacional se reducirá en torno a un 10% respecto a 2008 por causas de la caída de la demanda mundial y las dificultades de financiación. En esta coyuntura es más importante que nunca que el comercio internacional sea más sólido que nunca y se luche contra las medidas proteccionistas.