Blesa convoca un consejo urgente para abordar el impago de Díaz Ferrán

MARÍA CUESTA | MADRID
Actualizado:

El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, convocó ayer de manera urgente un consejo de administración que se celebrará esta misma mañana y que cuenta con un único punto en el orden del día: dar información sobre el impago de Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la CEOE, y su socio, Gonzalo Pascual, de un crédito de 26,5 millones de euros concedido por la entidad.

Según fuentes cercanas al consejo consultadas por ABC, en la cita se abordarán las dos consecuencias de la entrada en mora de este préstamo. Por un lado, la derivada de la condición de Díaz Ferrán como miembro del máximo órgano de administración de Caja Madrid y, por el otro, la posible aportación de nuevas garantías por parte de los empresarios, que buscan alternativas que paralicen el embargo de sus bienes personales, que en su día fueron puestos como prenda.

Como es sabido, los estatutos de la caja establecen que cualquier miembro del consejo de administración que incurra en impagos con la entidad deberá ser cesado del órgano. En lo que atañe a Díaz Ferrán, este asunto no está previsto que sea tratado hoy, sino en la siguiente cita del consejo, que se celebrará el día 28 de diciembre. Sin embargo, la aportación de nuevas garantías sí que será un asunto clave pues podría dar un giro de 180 grados al embargo de los bienes personales del presidente de la CEOE y de su socio, así como de sus respectivas esposas, garantes de la operación.

De hecho, en el entorno de los propietarios del Grupo Marsans, los empresarios están trabajando para aportar nuevas garantías antes de que finalice el plazo de ejecución. El propio Díaz Ferrán mencionó a ABC la posibilidad de depositar uno de sus hoteles como nuevo aval. No obstante, fuentes financieras aseguran que la nueva garantía deberá ser de suficiente entidad como para conseguir calmar la desconfianza surgida en Caja Madrid a raíz de la pignoración a Banesto de las acciones de Marsans, inicialmente a su favor.

Mientras, el proceso electoral en marcha sigue su curso. Ayer mismo, la Asamblea de Madrid aprobó sin sorpresas la lista con sus 53 representantes en la futura asamblea general la entidad. El PP contará finalmente con 30 representantes, entre los que se encuentran el vicepresidente regional, Ignacio González; el consejero de Presidencia Justicia e Interior, Francisco Granados; la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Ana Isabel Mariño, y la consejera de Hacienda, Engracia Hidalgo.

Asimismo, se encuentran el viceconsejero de Hacienda, Enrique Ossorio; el director general de Carreteras, Borja Carabante, y el secretario general del Consejo de Gobierno, Salvador Victoria. También los diputados Pedro Muñoz Abrines, Gádor Ongil, Juan Soler Espiauba, Ana Bella y Nadia Álvarez Padilla.