El «Black Friday» anima las compras prenavideñas

ABC.es se echa a la calle para comprobar si realmente el «día de los grandes descuentos» se palpa en el ambiente

LUCÍA M. CABANELAS
MadridActualizado:
Actualizar

16:06El nuevo e inmenso Primark, que no se ha unido al Black Friday, ya no tiene colas. Sus cuatro plantas y el amplio espacio en el centro de la capital no las acusan. Tampoco sus precios, a juzgar por la ingente cantidad de bolsas de cartón con su emblema en azul que adornan la Gran Vía

16:04Zara es la más exitosa. Los dependientes se niegan a hablar, mientras suspiran: "Hay mucho lío. No ha parado de entrar gente en todo el día, puedes ver la cola que hay incluso a estas horas. La gente compra de todo, sobre todo abrigos", cuenta Paloma, cargada con una nueva remesa de prendas con las que renovar los estantes

15:37En la séptima planta de El Corte Inglés de Preciados todavía no se siente el espíritu navideño. "Se nota un goteo pero nos esperábamos más, supongo que aumentará a lo largo del fin de semana y aunque no haya descuentos, la semana que viene creemos que vendrá fuerte también", cuenta Verónica, dependienta encargada de la venta de juguetes

14:52En Sol, ajenos a los descuentos del Balck Friday, la multitud abarrota la plaza. Habitual punto de encuentro de los más desorientados, algunos quedan en la estatua del oso y el madroño antes de retomar sus compras navideñas, en busca de nuevos acompañantes para la odisea. Otros, en cambio, se apuntan a la moda del selfie en el árbol de la Lotería que se erige cerca del km 0, aunque sea de día e inaccesible, y las luces estén apagadas

14:50Doña Manolita se resiente en su habitual local en la calle Carmen y la cola, breve como pocas veces se recuerda, se extiendo apenas 200 metros

14:47Los madrileños siguen paseando sus compras por Preciados, y aunque maniquíes como los de Intimissimi tratan de seducir a algún comprador, el de esta calle parece un público más exigente que el de la Gran Vía y se muestra reacio a entrar, conformándose con los escaparates

14.15En la planta de librería de Fnac, las dependientas, que rehúsan a confesar su nombre, informan que en los libros se descuenta el 4 por ciento del iva. En la sección de música, el más vendido es «Instrumental» de James Rhodes y en cine, por su aniversario quizás, el de «Regreso al futuro».

14.10Apple, siempre por delante, precipitó sus rebajas una semana y ahora no entra en las de esta iniciativa importada de EE.UU. Aun así, su producto estrella, el iPhone sigue siendo de los más demandados. Tablets y móviles de gama alta pujan por los primeros puestos, y Sony y Samsung (el S6 es el más vendido, el nuevo Edge, el móvil del año, no entra en la oferta) se llevan la palma. La planta de tecnología, la primera en captar la atención de la gente, cuenta con descuentos del 18 por ciento en algunos de sus productos. Pero uno de los platos fuertes, al parecer, está la tercera, en los libros: «Creo que tienen algúnn bombazo».

14.05«Esta mañana está siendo un goteo constante de gente, pero más tranquilo. Por la tarde se complica», asegura Fran, comercial técnico de productos. Las ofertas en el vecino del imperio heredado por el sobrino de Isidoro Álvarez (El Corte Inglés) no tienen nada que envidiar a los grandes y veteranos almacenes y aunque más breves (en principio solo viernes y sábado aunque de Competencia depende que se prolonguen al domingo) han sabido encontrar su propio público, menos familiar y más juvenil que los de la acera de enfrente. «Esperamos que estos dos o tres días sean los más fuertes del año, más incluso que Navidad, al nivel del 5 de enero», cuenta Fran a ABC.es.

13.55Ni siquiera la universidad o el trabajo sirven para alejar a los madrileños del «Black Friday». La planta de tecnología de Fnac se parece hoy a las escaleras del metro, con corrientes continuas hacia direcciones contrarias, eso sí, la superficie aquí es llana y las vistas, más atractivas.

13.50La Navidad no solo llega un mes antes a las tiendas de Gran Vía. A la puerta de Fnac, un hombre, orondo, con un anorak rojo y pelo blanco, anima el jolgorio de la vía con su viola y «Noche de Paz». Un improvisado Papá Noel que obsequia con su arte a los viandantes, mientras cogen aire a su alrededor, y, en vez de un saco con regalos, ofrece la funda de su intrumento para recibir, aunque solo sea esta vez, la cortesía de los curiosos. El viaje en trineo necesita inversores.

13.35La cuarta planta de El Corte Inglés parece un universo paralelo en esta jungla consumista fel viernes negro. Música ligera para acompañar a los curiosos que comparan precios que requieren un desembolso mayor. Lejos queda el ajetreo de la calle y las tiendas de ropa y apenas un murmullo de los dependientes explicando las ventajas de los ordenadores a sus clientes intrrumpe una voz que se impone al resto, la de los dueños del lugar, los televisores.

13.25Pese a la gran proclama con la que El Corte Inglés da la bienvenida a los compradores, Cristina y Miguel, un matrimonio de jubilados, nunca había escuchado hablar de esta iniciativa. «Es la primera vez, te lo juro», confiesa ella. «Hemos venido de casualidad, mientras esperamos a mi hija Nuria y ya de paso... nos aprovechamos». Después de catardiferentes productos, dan con el suyo: un estuche de «La vie este belle» de Lancome, por 86,50. «Un poco de ahorro para el bolsillo, que si no la Navidad sale cara», cuenta Miguel. Es su primera vez, pero cuando llega Nuria no duda en orientarla: «Mira, allí está lo más barato», recomienda la avezada compradora mientras señala hacia el este y le pide a su marido que la acompañe mientras ella paga la colonia: «ya voy ahora».

13.08Señoras salen de Pull a voz em grito, entusiasmadas con las compras «esto me comensa, si veo que no, ya volveré». Mientras un guardia apostillado en la entrada comprueba por qué acusan las alarmas a dos madres con sus hijas. Ellas enseñan el ticket, como prueba inequívoca de su inocencia. Pero la alarma continua impávida y una amalgama de sonidos diferentes resuena cuando finalmente el guardia les concede, todavía receloso, su autorización para pasar.

13.06Walter, limpiabotas y lotero ocasional, intenta captar la atención del gentío: «Llevo el Gordo, llevo el premio», anuncia mientras pule sus zapatos marrones, junto al trono que ofrece a sus clientes y un puesto de loterías de Doña Manolita. «Llevo desde las 9 am en Gran Vía viendo este jaleo. Hay mucha gente, y eso que en EE.UU. hacen más descuento, la mitad más o menos vi en la tele». «He conseguido un cliente y le he hecho descuento, del 20», cuenta el mexicano. El afortunado se habrá beneficiado de una ganga mientras su mujer, quizás, compraba en Pull&Bear, al lado del puesto nómada de Walter.

12.59El vacío de la tienda del Real Madrid contrasta con el contínuo flujo de ojeadores que otean el resto de escaparates. Tan solo los maniquís se apostillan en la entrada, custodiando la portería de la caja, que hoy parece no hará un gran día. Quizás no sea este el mejor momento para los madridistas, algo decepcionados con la imagen y el juego de su club, como demostraron en la pañolada blanca del Clásico de la semana pasada.

12.56En la cola de la Casa del Libro, una mujer pide que le envuelvan dos libros para regalo. Y Gemma aprovecha mi despiste para informarme ella, periodista también improvisada: «Mira, ha venido un famoso. El alto de nariz grande que sale en Tu cara me suena, que hizo de Michale Jackson».

12.48Gemma, que es «un poco de todo» y se dedica a recibir e informar a los clientes que buscan un respiro al consumo compulsivo para leer, por lo menos, un par de líneas en la Casa del Libro y apagar las voces acusatorias de su consciencia, está contenta con la afluencia. «Yo es que soy muy enrollada y le hablo a todo el mundo», confiesa. «Hoy hay más gente que otros días pero la verdad es que ha ido bien la semana. Suelen venir al Primark y, de paso, aprovechan y se compran un libro. Aunque aquí vienen a tiro fijo», cuenta mientras atiende a una clienta que le pide un libro graduado en francés. El cartel de la entrada, anuncia un 5 y 10 por ciento en descuentos, en letra pequeña, como la nota que informa que estos solo se aplican a los socios. «Muchos no se dan cuenta y como ya están... se lo llevan».

12.40Hetong Dong y Molin Wang, dos chinos que se empeñan en usar su equivalente en español, y responden a los nombres de José y Enrique. El segundo solo estudia español y el primero, más acaparador, suma al idioma el lenguaje de los números y se suma a Economía. Enseñan contentos sus bolsas negras de Kiko llenas de lipsticks. «Nos encanta esta tienda». Piensan gastar 100 euros entre ambos, una cifra optimista teniendo en cuenta la lista de códigos y productos que atesoran. Aprovechan que en China no existe este día, por lo menos en la misma fecha, aunque tienen algo parecido el 6 de noviembre. Ya han arrasado en El Corte Inglés y hasta en la farmacia, cuenta José, sonriente, mientras enseña adhesivos para las contracturas: «Soy muy deportista», explica

12.25Kiko, la tienda de cosméticos, está a rebosar. Parece impensable que alguien pueda probar un pintalabios sin empujar, descaradamente, a la persdona que tiene al lado. Emilio, apostillado en la puerta desde las 10 am, cuando ha abierto la tienda, cree que duplicarán las ventas de un día normal. Apresura sus respuestas mientras ve de reojo cómo entra y sale la gente. Es de seguridad, pero su uniforme se camufla con las elegantes luces del local, y aunque su misión es vigilar, no duda en echar una mano a las clientas, que lo miran con ojos especuladores. Se sujeta la americana la corbata y sonríe: todas las mujeres que salen de la tienda, con las manos vacías o llenas, sonríen al despedirse de Emilio.«Es un continuo trajín, estamos llenísimos. No tengo tiempo ni de distraerme», cuenta a ABC.

12.23Aunque mucha gente asocia el «Black Friday» con compras por internet o descuentos en productos tecnológicos, no dudan em aprovechar que otro tipo de comercios se unan a las gangas.

12.20«Prefiero pagar 7 euros más y ahorrarme estas colas y el agobio», confiesa Leire. Pero sujeta seis prendas que aún no han sido testadas. «Me lo pruebo y ya nos vamos». La bilbaína lleva la voz cantante, ha arrastrado a su chico, que se desespera mientras ejercita antebrazo con 5 bolsas grandes de Zara, desde las 10 am. «Venga va, Leire, en serio».

12.16Ieltxu y Leire son una pareja de Bilbao. Han venido de vacaciones y aprovechan los descuentos para volver con la maleta llena de la capital. «Yo, por mi novia», cuenta el joven. Llevan desde las 10 de la mañana y la cara del bilbaíno ya acusa el cansancio. Siempre cinco pasos por detrás de su novia, la sigue atento con la mirada mientras ella aprovecha cualquier recoveco para mirar cómo luce el posible nuevo jersey que adornará su armario.

12.11La gente aún acaba de empezar su odisea y apenas una bolsa cuelga en sus manos. La ropa, ordenada, dista mucho de las de las caoticas rebajas.

12.08A Sergia y Asunción, dos mujeres de aproximadamente 50 años, les pilló el viernes negro por sorpresa. Buscan una talla XL que creen ya agotada. Asunción conocía los descuentos por su hija, universitaria, pero no han venido a propósito. Asentadas ya en terreno textil, piensan aprovechar los precios. Asunción también cree que hay mas gente, no porque sea viernes, como apostilla Sergia, sino porque se ha anunciado a bombo y platillo y los precios merecen la pena.

L. M. C.
L. M. C.

12.00En el metro, hay gente que ya ha terminado la jornada y vuelve a casa con bolsas de Berska, Primark, El Corte Inglés y Modelisa. Aún es temprano y las tiendas, aunque son un continuo entrar y salir, están todavia lejos del lleno.

11.45En la tienda de ropa Mulaya de la calle Cartagena, cercana a Avenida de América, amanece como un día normal. Con descuentos a sus habituales precios bajos pero desolado, con tres mujeres comprando sin enterarse del día que es. Mientras, jóvenes pasan por delante con bolsas de Zara y H&M, aunque por la zona no haya ninguno.

11.30Con este escenario el fin de semana del 27 al 30 de noviembre se presenta prometedor para el comercio español. Consulta aquí las mejores ofertas.

11.25Del informe realizado por Adigital en colaboración con Confianza Online se desprende que la facturación esperada para este 2015será de un 10,6% superior a la experimentada el año pasado cuando ya se batieron records en los resultados conseguidos con incrementos de visitas a plataformas de venta online como ShopAlike en torno al 20%.

11.20Llegó el esperado día. Después de multitud de estudios y promociones, el «Black Friday» ha arrancado con un buen número de comercios en los que encontrar jugosos descuentos. Desde agencias de viajes hasta cadenas de distribución, pasando por marcas electrónicas, el evento registra una aluvión de rebajas en multitud de productos. ABC ha salido este «viernes negro» a la calle para comprobar el ambiente y si se está utilizando para ultimar las compras prenavideñas.