La ministra de Fomento, Ana Pastor
La ministra de Fomento, Ana Pastor - EFE

Bildu bloquea las expropiaciones y paraliza obras del AVE en la «Y vasca»

Fomento pedirá ayuda por carta al Gobierno vasco para continuar con el proyecto

LUIS M.ONTOSO
MadridActualizado:

El Ministerio de Fomento se dispone a enviar en los próximos días una carta a la consejera de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno vasco, Ana Oregi, en la que le solicita «todas las medidas» a su alcance para iniciar la construcción de los tramos del «nudo de Vergara» de la «Y vasca» adjudicados el pasado mes de septiembre y que el Ayuntamiento de Elorrio, en manos de la regidora de Bildu Idoia Buruaga gracias al apoyo de Herriaren Eskubidea SQ-2D (plataforma afín a Podemos), mantiene en situación de bloqueo por su negativa a llevar a cabo los trámites necesarios para poner en marcha las expropiaciones de terrenos.

En la misiva, a la que ha tenido acceso ABC, el departamento dirigido por Ana Pastor denuncia que está «encontrando importantes dificultades» para arrancar con las obras, debido a la «ausencia de representación municipal en los actos de levantamiento de actas», un procedimiento previo e indispensable, según la ley vigente de Expropiación Forzosa. Fomento, que ya se mantiene en contacto con el equipo de Oregi para abordar la cuestión, subraya que la intención del Ejecutivo es concluir el trazado completo del tren de alta velocidad entre Vitoria, Bilbao y San Sebastián en 2019. El proyecto, sin embargo, podría sufrir demoras por el estancamiento que impone el consistorio de Elorrio, que afecta no sólo al tramo que se circunscribe a esta localidad, sino también a los que están situados en las inmediaciones (Elorrio-Vergara y Mondragón-Vergara).

Tanto el Ayuntamiento de Elorrio como el de Vergara (PNV) fueron citados los pasados días 27 y 28 de octubre, respectivamente, para efectuar los levantamientos de las actas. Las únicas que se formalizaron, finalmente, fueron las correspondientes al municipio guipuzcoano, puesto que en el caso de la localidad vizcaína no acudieron los representantes municipales a la citación. El consistorio abertzale está, de nuevo, convocado en la sede de la subdelegación del Gobierno de Vizcaya para firmar los documentos expropiatorios en una segunda convocatoria, después del plazo de más de 30 días desde la última notificación, tal y como estipula la normativa reguladora de las Bases de Régimen Local.

En el caso del tramo Elorrio-Elorrio (es decir, el que afecta únicamente al municipio) el Ayuntamiento estaba convocado los pasados 24, 26 y 27 de noviembre para el levantamiento de estas actas. Tampoco asistió, en este caso, representación del Gobierno municipal. La segunda convocatoria está prevista para el próximo mes de enero, también en la sede de la subdelegación de Gobierno en Vizcaya.

El Gobierno duda de que el equipo de Buruaga vaya a cambiar su postura: creen que existe «una posición deliberada», según fuentes del Gobierno, para torpedear el que es uno de los caballos de batalla de la formación bildutarra. De hecho, el desarrollo del tren de alta velocidad entre el País Vasco y el resto de España ha sido uno de los proyectos a los que más fervientemente se ha opuesto históricamente la izquierda radical independentista.

El pasado 27 de agosto, el mismo día en el que la ministra de Fomento visitaba precisamente el «nudo de Vergara», el parlamentario de Bildu Dani Maeztu criticó el «despilfarro de dinero público» que, en su opinión, ocasionaba el tren de alta velocidad y reclamó articular un proceso participativo para diseñar una «nueva red de transporte público sostenible».

Impacto en otras localidades

El Ministerio de Fomento teme que el boicot a los tramos de Elorrio, Vergara y Mondragón se extienda a uno de los últimos tramos adjudicados, que atraviesa localidades también controladas por corporaciones con el sello bildutarra. Los Ayuntamientos de Atxondo y Abadiño están citados para ejecutar los trámites expropiatorios los próximos 16 y 17 de este mes.

Los afectados por estos municipios constituyen el vértice de este trazado que está integrado por un total de cinco tramos: Mondragón-Vergara en el sector Kobate, de 2,9 kilómetros; Mondragón-Vergara en el sector Zumelegi, de 2,7 kilómetros; Mondragón-Vergara en el sector Angiozar, de 2,6 kilómetros; Elorrio-Vergara, con 2,6 kilómetros, y Elorrio-Elorrio de 2,9 kilómetros.

Los problemas en la construcción del eje ferroviario de alta velocidad con el País Vasco se suman a los que está experimentando el del AVE entre Madrid y Galicia, que ha sufrido retrasos por las exigencias de las compañías contratistas. Fuentes del gestor de la infraestructura ferroviaria, Adif, indica que las obras en este punto han vuelto a la normalidad en la mayor parte de los tramos, pese a que el Gobierno se negó tajantemente a introducir modificaciones que no estuvieran «justificadas».