Barcelona puja por la sede de la Agencia de Seguridad Alimentaria europea

M. J. PÉREZ
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

MADRID. Once años después de haber perdido frente a Londres la posibilidad de ser sede de un organismo comunitario -entonces era el caso de la Agencia Europea de Medicamentos-, Barcelona vuelve este año a pugnar por convertirse en la sede oficial de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria.

La ciudad catalana compite para albergar la futura sede -cuya decisión tendrá que darse a lo largo de 2003- con Helsinki (Finlandia), Lille (Francia) y Parma (Italia). Según ha podido saber ABC, Gobierno, Generalitat catalana, Ayuntamiento de Barcelona y sector privado hacen campaña para conseguir este objetivo de la mano del Patronato Catalán Proeuropa.

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria tiene como principal misión proporcionar dictámenes y apoyo científico a la legislación y las políticas comunitarias que afecten a la seguridad de la alimentación humana y de los animales al mismo tiempo que colaborará estrechamente con otras agencias europeas.

Asimismo, tiene la función de informar al público sobre los riesgos que pueden constituir alguna amenaza a la cadena alimentaria.

La Agencia Alimentaria está formada por un grupo de expertos que se encargan de vigilar y evaluar los riesgos potenciales para la salud humana de ingredientes contenidos en los alimentos, con el fin de actuar con rapidez.