Entre los clientes potenciales de Bankia están Metrovacesa, Neinor, Pryconsa, Insur y Grupo Lar, entre otros
Entre los clientes potenciales de Bankia están Metrovacesa, Neinor, Pryconsa, Insur y Grupo Lar, entre otros - ABC

Bankia acota su vuelta al ladrillo al crédito a las grandes promotoras

El banco financiará desarrollos en Madrid, Cataluña, el Levante y Andalucía con hasta 450 millones al año

MADRIDActualizado:

Bankia vuelve al negocio del ladrillo toda vez que al arrancar 2018 finalizó el veto que le impuso la Comisión Europea en 2012 a cambio de su rescate y que le impedía financiar la actividad de promoción y construcción inmobiliaria. Eso sí, lo hará extremando el rigor en la concesión de crédito y con volúmenes conservadores para evitar errores del pasado. La estrategia comercial a tres años diseñada por la nueva dirección de Promotores del grupo, creada precisamente de cara a la reentrada en un negocio en el que el banco no opera desde hace un lustro, acota por ahora esa financiación a la veintena de grandes compañías del sector y con una cuantía anual de hasta 450 millones de euros.

Según detalló el pasado martes el presidente del grupo, José Ignacio Goirigolzarri, al presentar el nuevo plan estratégico de Bankia para el periodo 2018-2020, la entidad estima alcanzar dentro de tres años una cuota de mercado del 7% o el 8% de la nueva financiación anual total al sector promotor, que se situará entre 5.000 y 5.500 millones de euros por ejercicio en nuevos préstamos. Esto supondrá que Bankia prestará a las promotoras entre 350 y 450 millones de financiación anual al cabo de ese periodo.

Se trata de una cifra cauta si se compara con el volumen actual de la cartera crediticia del grupo, que tras la absorción de BMN asciende a algo más de 123.000 millones netos. «Creemos que este objetivo es razonable y lo podemos conseguir», dice el director de Promotores, Alberto Manrique, quien explica que con ello Bankia alcanzaría en el negocio promotor una cuota de mercado similar a la que el banco tiene en otras actividades de financiación de empresas. «Todo ello obteniendo una rentabilidad adecuada a la operación de financiación en sí misma y asumiendo en todo momento niveles de riesgo razonables», añade.

Objetivos acotados

Junto con el volumen presupuestado para poner a disposición de esta actividad, el equipo gestor de la entidad ha acotado ya el grupo de empresas promotoras a las que concederá préstamos. «Pondremos el foco en aquellos promotores de los que esperamos mayores previsiones de desarrollo de vivienda», explica Manrique. Esto apunta directamente a la veintena de grandes compañías promotoras del país, que tras la crisis han concentrado el 25% del mercado.

Entre ellas están Metrovacesa, Neinor, AEDAS Homes, AELCA, ASG Iberia, Vía Célere, Amenábar, Kronos, Corp, Pryconsa, Quabit, Ibosa, Inbisa, Realia, Insur y Grupo Lar. Este grupo, según un reciente análisis del Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada, tiene potencial para desarrollar hasta finales de 2020 más de 83.500 viviendas nuevas.

El mercado estima que durante los próximos tres o cuatro ejercicios se construirán hasta 150.000 viviendas nuevas anuales. El año pasado ya se concedieron 80.786 visados, 16.748 más que en 2016, según datos del Ministerio de Fomento.

Bankia limitará además geográficamente su vuelta al negocio inmobiliario. La entidad financiará promociones en aquellos sitios que conoce bien por su presencia física y donde el banco cree que la demanda será elevada. En concreto, el grupo se centrará en desarrollos de vivienda en Madrid, Cataluña, el Levante y Andalucía, que concentran el 65% de la nueva obra.