FOTOLIA

La comisión de amortización para las hipotecas a tipo fijo bajará a la mitad

La nueva ley hipotecaria incluirá que estos gastos se compartirá de forma prorrateada cuando otra entidad financiera asuma la titularidad de un crédito

MADRIDActualizado:

La nueva ley hipotecaria prevé que las comisiones de amortización anticipada con hipotecas de tipo fijo bajen a la mitad y se sitúen en el 2% durante los 10 primeros años y en el 1,5% a partir de este período, frente al 4 % y al 3 % previsto actualmente. La ponencia de la Ley de créditos inmobiliarios, que ha finalizado hoy sus trabajos, también incluirá una disposición adicional primera para limitar los efectos que pueda tener la nueva norma en los contratos hipotecarios suspendidos, a la espera de recursos ante el Tribunal Superior de Justicia Europeo.

El portavoz del PSOE en la ponencia, Gonzalo Palacín, ha señalado que "es cuestión de estilo" la redacción definitiva de la disposición adicional primera, que dejará clara la no retroactividad de la cláusula de vencimiento anticipado, que con la nueva ley amplía el número de cuotas impagadas a entre 12 y 15 meses para poder ejecutar un embargo.

En cuanto a las comisiones de amortización por reembolso anticipado, la nueva Ley Hipotecaria fijará para los contratos a tipo de interés variable el 0,25% en los tres primeros años y el 0,15 % en los cinco primeros años, aunque el cliente debe pactar con el banco un sólo tipo de amortización con este interés.

La nueva Ley también facilitará la subrogación a los hipotecados y establecerá un mecanismo de compensación entre bancos para evitar la competencia desleal entre entidades, ya que que el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) debe pagarlo el banco Así, los bancos tendrán que repartirse de manera prorrateada los gastos asociados a la subrogación de una hipoteca, esto es, cuando otra entidad financiera asuma la titularidad de un crédito hipotecario. Esta es otra de las condiciones que previsiblemente incluirán los grupos en la nueva ley de crédito inmobiliario que tramita el Congreso y que este martes se enfrenta a una nueva sesión de su ponencia.

Este cambio en la subrogación, planteado en la ponencia por parte de Ciudadanos, se produce tras los cambios en el impuesto de actos jurídicos documentados y el reparto de gastos contemplado en la ley. Y es que los grupos temían un endurecimiento de las condiciones del crédito por parte de los bancos para prevenir que, ante el aumento de los gastos de constitución, compensara más llevar a cabo subrogaciones que formalizar hipotecas.

Según han informado a Europa Press fuentes de la comisión, el reparto incluirá todos los gastos contemplados en la nueva ley que debe asumir el banco, que se prorratearán en función de la duración del crédito y el momento en el que se produce la subrogación.

El reparto de gastos contemplado en la norma que ultima el Congreso prevé que al prestatario le correspondan los gastos de tasación y al prestamista, además del impuesto de actos jurídicos documentados, también los gastos de gestoría, la inscripción de garantías en el registro de la propiedad y el coste de los aranceles notariales de la escritura.