Los bancos darán datos de sus clientes a las Haciendas de otros países de la UE

La Comisión Europea investiga un posible caso de «dumping» del calzado profesional procedente de de China y de India que entra en territorio europeo

MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL/
Actualizado:

BRUSELAS. La entrada en vigor hoy de la directiva europea sobre la fiscalidad del ahorro supondrá, entre otras cosas, que todos los bancos europeos tendrán la obligación de dar información sobre sus clientes (identidad, intereses percibidos de cuentas, etc..) a las Haciendas del resto de países europeos.

La medida, que empezó a discutirse en 1989, se pone hoy en marcha a pesar de que Bélgica, Luxemburgo y Austria han optado por seguir preservando el secreto bancario de sus clientes de manera transitoria. En estos tres países a los europeos no residentes se les retendrá un 15% sobre el rendimiento de sus ahorros hasta 2008 y enviarán el 75% de esa cantidad a la Administración tributaria del país de origen del titular de la cuenta bancaria.

La directiva, cuyo principal objetivo es la lucha contra el fraude fiscal en la UE, establece una obligación de intercambio automático de información sobre los intereses obtenidos por los ahorros percibidos por un europeo en un país de la UE que no es el suyo, con el objetivo de aplicarle el impuesto correspondiente en su país de origen.

Además de en los 22 países europeos la obligación de dar información fiscal de sus clientes se aplica desde hoy en los territorios de Anguila, Islas Caimán, Montserrat y Aruba. Por el contrario, seguirán con regímenes transitorios al igual que Austria, Luxemburgo y Bélgica territorios como Jersey o las Antillas holandesas.

La CE, contra el calzado chino

Por otra parte, la Comisión Europea anunció ayer que ha abierto una investigación sobre un posible caso de «dumping» (competencia desleal) del calzado chino e indio de seguridad que entra en territorio europeo. La medida se produce después de las numerosas protestas del sector productor europeo afectado por la situación, sobre todo en Italia, Francia y España.

Según datos de la Comisión Europea China tenía el 6% del mercado del calzado profesional europeo en 2002, porcentaje que el año pasado se elevó hasta el 19%. En el caso de India ha pasado del 3 al 5% en el mismo periodo. Además del aumento de la entrada de productos, lo que ha ocurrido es que estos pares de zapatos lo han hecho un 30% más baratos en 2004 que en 2002 en el caso de los chinos.