Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España
Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España - EFE

El Banco de España reclama reformas para atajar el déficit y hacer sostenibles las pensiones

El gobernador, Pablo Hernández de Cos, pide una fiscalidad que impulse el crecimiento, eliminar beneficios fiscales y medidas de gasto e ingresos para atajar el déficit del sistema de pensiones

MadridActualizado:

El Banco de España ha pronosticado que la economía española seguirá creciendo en los próximos años, aunque a un ritmo menor en un contexto de desaceleración global. Y además lanza un mensaje de complacencia cero por las vulnerabilidades que aún afronta el país, como la consolidación presupuestaria y la sostenibilidad de las pensiones, e insta al Gobierno a tomar medidas por el lado de los gastos y los ingresos para solucionarlos.

«Se mantienen las dudas sobre el curso futuro de las políticas económicas, en relación tanto con la política presupuestaria como con las reformas estructurales, a la espera de que los resultados de las últimas elecciones generales cristalicen en un gobierno de la nación», ha dicho el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, durante la clausura de la asamblea anual del Instituto de la Empresa Familiar (IEF) celebrada este martes en Madrid.

Hernández de Cos ha recordado que el nivel de deuda pública está todavía en un nivel muy elevado, el 97% del PIB, y que el déficit público estructural no se ha reducido en los últimos cuatro años, lo que constituye una fuente de vulnerabilidad de la economía nacional.

«Eliminar esta vulnerabilidad de la economía exige retomar el proceso de consolidación presupuestaria», ha dicho el gobernador, que ha reclamado mayor eficiencia en el gasto público y revisar la estructura de impuestos para que favorezca más el crecimiento. En este sentido, De Cos ha señalado que hay elevados beneficios fiscales, como deducciones, exenciones y tipos reducidos, que a juicio del supervisor reducen la recaudación y la equidad y eficiencia del sistema impositivo, señalando que hay margen para mejorar esta situación.

El gobernador ha pedido igualmente medidas tanto por el lado del gasto como de los ingresos para garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones públicas, toda vez que volver a ligarlas al IPC y aplazar el factor de sostenibilidad a 2023 supone revertir las reformas de 2011 y 2013 que iba encaminadas a mitigar el impacto en el gasto en pensiones del envejecimiento poblacional.

«Lo que no puede ser es que reformas estructurales necesarias para abordar estos desafíos duren tan poco, que cambien con cada nuevo gobierno», ha criticado Hernández de Cos en clara referencia a la reversión de las últimas reformas de las pensiones.

El máximo responsable del Banco de España ha señalado otros retos de la economía nacional como la elevada tasa de paro, sobre todo entre jóvenes, parados de larga duración y personas con menor formación, llamando a tomar medidas para atajar la dualidad del mercado laboral y elevar la formación y empleabilidad de los trabajadores y parados.

Hernández de Cos también ha señalado el desafío de la baja productividad total de los factores de la economía española, y ha diagnosticado un bajo nivel formativo tanto de los empleados como de los empresarios y autónomos en comparación con el resto de la Eurozona, así como las características estructurales del tejido empresarial español.