El Banco de España decide intervenir Caja Castilla-La Mancha
Hernández Moltó, presidente de Caja Castilla-La Mancha

El Banco de España decide intervenir Caja Castilla-La Mancha

A. DELGADO | MADRID
Actualizado:

El Banco de España ha decidido intervenir Caja Castilla-La Mancha (CCM), según ha podido confirmar hoy ABC. El Banco emisor ha tomado esta decisión después de una reunión urgente este mediodía en La Moncloa, tras dar por fracasado el intento de fusión de la entidad castellano-manchega con Unicaja. La intervención de la autoridad monetaria se produce por el bloqueo de las negociaciones entre CCM y Unicaja. El acuerdo entre ambas cajas, más un artificio político que una verdadera fusión empresarial, trataba de encubrir la mala situación financiera de CCM. Por ello, Unicaja reclamaba una fuerte cantidad para acometer la operación y cubrir el agujero, que desde algunos sectores se cifraba en 3.000 millones de euros, aunque la propia caja manchega ha negado la cifra.

Como primer paso después de la decisión del Banco de España, que supone la primera intervención de una entidad bancaria en nuestro país desde que empezó la crisis, el Gobierno ha convocado para esta misma tarde a las 18.00 un Consejo de Ministros extraordinario en el que aprobará un decreto-ley que autorizará la inyección de liquidez en la caja para garantizar su estabilidad.

La semana pasada CCM y Unicaja llegaron a un acuerdo sobre los términos financieros de la integración, según los cuales la caja resultante -que será la quinta mayor de España- podría recibir hasta 1.700 millones de euros, de los cuales 1.400 millones serían de procedencia pública, cantidad que finalmente no habría recibido el visto bueno del Banco emisor. El Banco de España lleva meses siguiendo con preocupación la evolución de CCM, hasta el punto de que en algún momento se planteó precisamente intervenir la Caja.

El presidente de Caja Castilla-La Mancha (CCM), Juan Pedro Hernández Moltó, se ha reunido hoy con miembros del Banco de España, según confirmaron a Europa Press en fuentes oficiales de la entidad financiera.

La intervención es la primera de una entidad financiera española durante la crisis y supondrá el relevo inmediato del actual equipo gestor de la Caja, que dejará la gestión en manos del Banco de España.

Según las fuentes informantes, los clientes de la caja tendrán sus ahorros garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos. El Gobierno amplió hasta 100.000 euros los depósitos garantizados en caso de quiebra de una entidad.

Caja Castilla-La Mancha contaba con créditos concedidos por importe de 19.536 millones de euros a cierre de 2008 y con depósitos de clientes por valor de 17.265 millones de euros, que están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos, hasta un límite de 100.000 euros por cliente.

La intervención del Banco de España está amparada por el artículo 31 de la Ley de Disciplina e Intervención de las Entidades de Crédito, que establece que "únicamente cuando una entidad de crédito se encuentre en una situación de excepcional gravedad que ponga en peligro la efectividad de sus recursos propios o su estabilidad, liquidez o solvencia, podrá acordarse la intervención de la misma o la sustitución provisional de sus órganos de administración o dirección". El artículo permite al supervisor del sector financiero a mantener las medidas "hasta que se supere la situación" de extrema gravedad.

El Consejo de Administración de CCM tenía previsto reunirse el próximo martes con el objetivo de adelantar al 31 de diciembre de 2008 las dotaciones previstas para el 2009 e incurrir incluso en resultados negativos, con la finalidad de fortalecer su estructura patrimonial, según señalaron a Efe fuentes próximas al órgano de administración.