Las ayudas al carbón subirán el recibo de la luz un 4% adicional a lo largo de 2010

Actualizado:

C. J. ORGAZ

MADRID. El Ministerio de Industria ha remitido a Bruselas el nuevo Real Decreto del carbón que obligará a las centrales térmicas a consumir carbón nacional. El coste de la medida, 400 millones de euros al año hasta 2014, tendrá repercusión en el recibo de la luz -al no poder computarse vía déficit de tarifa- que de absorberse supondría una subida del 4% al año. Sin embargo, fuentes del sector apuntan a que según los precios actuales del «pool» (mercado mayorista de la electricidad) el sobrecoste de las ayudas rondaría los 600 millones al año y presionaría la factura de la luz con un 5%. En los próximos seis las subvenciones se llevarán 2.700 millones.

Las empresas indignadas

Lejos de contentar a todos, tal y como pretendía el borrador inicial, las empresas están indignadas ya que consideran una intromisión en el mercado libre. Aseguran que la normativa le obliga a firmar un contrato de compra de carbón con un sobreprecio igual al importe que recibirán del Ejecutivo, esto es, 400 millones, en lugar de comprar el carbón a precios de mercado.