El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, con el de ATA, Lorenzo Amor
El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, con el de ATA, Lorenzo Amor - JAIME GARCÍA

Los autónomos piden resolver la parálisis política y activar medidas para el colectivo

Reclaman flexibilizar el acceso a una pensión para aquellos que tengan deudas con la Seguridad Social

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Reuniones a la desesperada de última hora. Y es que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, está intentando suplir los apoyos que no termina de encontrar entre los partidos políticos para lograr ser investido como jefe del Ejecutivo español con los apoyos de distintas organizaciones empresariales y otros colectivos. Así, según ha podido saber ABC, mañana, jueves, será el turno de los autónomos, a eso de las 17:30 horas, justo después de que Sánchez se cite con patronales empresariales (CEOE y Cepyme) y sindicatos (UGT y CC.OO.).

A la reunión con el aún presidente en funciones acudirán el presidente de la mayor asociación española de autónomos, ATA, Lorenzo Amor; y el de UPTA, Eduardo Abad. Ambos le transmitirán la importancia, para la buena marcha de la economía del país y la de sus empresarios, autónomos y emprendedores, de conseguir un pacto de Gobierno a través del diálogo, tras pasar por una situación inaudita de cuatro citas electorales en tan solo tres años, algo que está empezando ya a pasar factura.

Varias son las medidas que la organización liderada por Lorenzo Amor trasladará a Sánchez, entre las que destacan mejorar el acceso a jubilación para los autónomos que mantengan aún pequeñas deudas con la Seguridad Social; seguir mejorando la protección social de los autónomos, a los que se debería dar seguridad jurídica en sus deducciones fiscales.

Sobre la mesa, además, volverán a estar peticiones de hace un año, con la repentina llegada al poder del Gobierno socialista tras ganar la moción de censura al anterior presidente Mariano Rajoy, pero aún no atendidas, como el objetivo de sacar adelante el Decreto de representatividad, la creación del Consejo del Trabajo Autónomo, y una agenda 2025 que orienten las políticas de autónomosy emprendimiento y la legislación a la realidad actual.

Y es que los autónomos quieren insistir en la urgencia de un colectivo que no termina de levantar cabeza. No en vano, hace apenas una semana ATA ya había pedido flexibilizar las condiciones para que un trabajador por cuenta propia pueda jubilarse aunque tenga deudas con la Seguridad Social. «Se trata de un círculo vicioso que perjudica a ambas partes: si un autónomo no tiene ingresos, no puede hacer frente a las deudas contraídas y, por consiguiente, seguirá sin poder recibir la pensión», apunta Amor.

Amortizar deuda

Pero, entonces, ¿cuál es la solución? ATA propone que los autónomos con derecho a pensión y que tengan deudas con Seguridad Social puedan cobrar el 50% de la pensión resultante y el resto fuera a amortizar la deuda. Es decir, que exista un fraccionamiento o un aplazamiento de los pagos de forma que la propia pensión sea la que se utilice para ir pagando la deuda pendiente. «Esto sí es política social. De no hacerlo, ni la seguridad social cobra, ni el autónomo tiene acceso a su pensión ni puede afrontar la deuda. Entre otras cosas porque a un autónomo con deudas a Seguridad Social y con la edad legal de jubilación cumplida, ni le presta ni avala nadie», puntualiza el presidente de ATA.

En esta línea, ATA ha pedido ya «una especial atención para aquellos autónomos que en los últimos años de su negocio han visto bajar sus ingresos y que esperan jubilarse pronto» y a que en su opinión muchos comercios según pasan el tiempo ya no tienen los mismos ingresos y «no se les puede quitar su derecho a pensión por un mes malo».

Además, los autónomos consideran urgente la recuperación del diálogo de las organizaciones del colectivo con la Administración. A tal fin, solicitarán, una vez más, la creación de un Consejo del Trabajo Autónomo, similar al que hay, por ejemplo, para los consumidores y otros agentes económicos. Una demanda que lleva sobre la mesa ya un año y que no ha sido atendida por el Ejecutivo socialista.

Mientras, UPTA insistirá en la necesidad de desarrollar una agenda «a largo plazo» que mejore aspectos de la ley de morosidad, de segunda oportunidad, de fiscalidad y de protección social de los autónomos. «Queremos hablar de creación de empleo autónomo de calidad», subrayan desde UPTA.