El expresidente de Abengoa, Felipe Benjumea
El expresidente de Abengoa, Felipe Benjumea - JUAN CARLOS RANGEL

La Audiencia Nacional retiene los 15,9 millones de las indemnizaciones de la antigua cúpula de Abengoa

La juez Carmen Lamela admite a trámite la querella presentada por los bonistas por delito de administración desleal

MADRIDActualizado:

Nuevo revés para los anteriores integrantes de la cúpula de Abengoa, cuando parece que la inyección de los 112 millones de euros por parte de la banca acreedora para rescatar a la compañía sevillana es inminente. La titular del Juzgado Central del Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, ha admitido a trámite la querella presentada por los bonistas de la energética por un presunto delito de administración desleal contra el expresidente de la compañía Felipe Benjumea y contra el exconsejero delegado Manuel Sánchez Ortega. En el caso de este último, también se le acusa de un posible delito de información privilegiada tras su salida de la empresa.

Benjumea y Sánchez Ortega deberán, además, abonar fianzas en un plazo de 24 horas cuyo importe coincide con el de sus indemnizaciones de 11,5 y 4,5 millones de euros, respectivamente, con el «el fin de asegurar las responsabilidades pecuniarias que pudieran declararse procedentes bajo apercibimiento de que, en caso de no hacerlo, se procederá a la adopción de medidas cautelares sobre sus bienes», según explican desde el órgano judicial.

En el auto, que cuenta con el informe favorable de la Fiscalía, Lamela solicita tanto a Abengoa como a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que informe sobre los pagos de las indemnizaciones que recibieron los directivos tras abandonar la empresa. Al supervisor bursátil le exige, asimismo, que detalle los movimientos en la compraventa de acciones efectuados por Blackrock (en el que ahora trabaja Sánchez Ortega) a partir del pasado 1 de agosto, ya que, tras la salida del exconsejero delegado se observó un aumento de las posiciones bajistas del fondo norteamericano sobre la energética andaluza.

El Juzgado Central del Instrucción también se pide al Juzgado de lo Mercantil 2 de Sevilla que aporte copia de la solicitud de pre-concurso de acreedores y documentos acompañados por Abengoa, así como a Deloitte que remita copia del último informe emitido sobre las cuentas y resultados de la compañía. Mientras tanto, la querella, dirigida contra, entre otros, los consejeros de Abengoa y consejeros de la auditora Deloitte, se tramitará en un procedimiento independiente, cuya admisión a trámite aún no se ha resuelto.