Vídeo: Los servicios de emergencia buscan supervivientes en los escombros del puente de Génova (ATLAS) / Foto: El presidente de Atlantia, Giovanni Castellucci - ABC

Atlantia se deja un 5,4% en Bolsa tras derrumbarse un puente de una de sus autopistas italianas

La compañía italiana, matriz de la operadora del puente, Autostrade llegó a caer un 11% y fue suspendida de cotización algunos momentos

Actualizado:

Atlantia se dejó un 5,39% en la sesión de Bolsa de Milán de este martes después de que un puente de una de las autopistas que explota en el país se derrumbara a última hora de la mañana en la ciudad de Génova.

Las acciones del grupo de concesiones italiano, controlado por la familia Benetton, llegaron a caer un 11% tras producirse el siniestro, lo que llevó a suspender su cotización durante algunos momentos.

La compañía finalmente atemperó el desplome y sus acciones concluyeron la sesión bursátil a 23,54 euros por acción, lo que supone un descenso del 5,39% respecto al precio de 24,97 euros al que cerró la sesión bursátil del lunes.

En concreto, los títulos de Atlantia arrancaron la jornada al alza para incluso superar la cota de los 25 euros por acción, si bien tras el siniestro se hundieron hasta mínimos que les llevaron a casi perder los 22 euros.

En un comunicado emitido tras el siniestro por Autostrade, su filial de autopistas en Italia, la firma informó de que estaba llevando a cabo labores de mantenimiento en el viaducto de Génova.

«En relación al colapso de parte del viaducto Polcevera de la A-10, Autostrade comunica que su estructura, que data de los años sesenta, estaba siendo objeto de labores de consolidación de la losa», indicó el grupo transalpino.

«De acuerdo con el proyecto, se instaló una grúa puente para permitir que se llevaran a cabo las actividades de mantenimiento. El trabajo y el estado del viaducto estaban sujetos a la constante observación y supervisión», añade.

Investigación en profundidad

En su comunicado, la compañía aseguró que "investigará en profundidad" las causas del derrumbamiento "tan pronto como sea posible acceder de forma segura al lugar" de los hechos.

El viaducto de Génova que se ha venido abajo forma parte de la red de autopistas italianas de 2.855 kilómetros de longitud que Atlantia explota a través de Autostrade, filial que controlaba al 88%.

La compañía tiene así a través de esta firma el grueso del total de 3.020 kilómetros de autopistas que gestiona en Italia, que a su vez suponen alrededor de la mitad de toda la red del país.

Atlantia, junto con ACS, está actualmente en España inmersa en la compra del también grupo de autopistas Abertis, en virtud del acuerdo que la firma italiana y la constructora española alcanzaron el pasado mes de marzo para hacerse conjuntamente con la empresa. Se trata de una operación valorada en 18.100 millones de euros y actualmente pendiente de completarse.