AFP

Apple se plantea sacar de China hasta un 30% de su producción

El «Nikkei Asian Review» asegura que el fabricante estadounidense ya ha contactado con sus proveedores ya que considera muy elevados los costes de mantener el 90% de la fabricación en el gigante asiático por la guerra comercial

TokioActualizado:

Apple estaría en proceso de trasladar entre el 15% y el 30% de su producción de China hacia otros países del Sudeste Asiático o incluso a México para lo que habría contactado con varios de sus proveedores dentro de una reestructuración por la guerra comercial entre las dos principales potencias, según informa el diario japonés «Nikkei Asian Review».

El rotativo nipón ha atribuido a fuentes sin identificar esta información, la decisión de cambiar parte de su producción a otros países. Una decisión que a pesar de plantearse a raíz de las tensiones comerciales entre China y EEUU, no tiene vuelta atrás aunque ambos países alcancen un entendimiento. Apple ha llegado a la conclusión de los riesgos de depender demasiado de las manufacturas de China son demasiado elevados.

Entre las firmas contactadas se encontrarían algunas de las principales empresas ensambladoras del iPhone, como Foxconn, Pegatron y Wistron, así como el fabricante del MacBook Quanta Computer, el del iPad, Compal Electronics, y de fabricantes de los AirPods como Inventec, Luxshare-ICT y Goertek, señalaron las fuentes consultadas.

A pesar de que proveedores de Apple como Wistron ensamblan algunos de los modelos de iPhone de menor coste en la India desde 2017 y Foxconn desde este mismo año, más del 90% de los productos de la compañía estadounidense son fabricados en China, donde el número de proveedores superó en 2018 a los localizados en EEUU y Japón.

La multinacional estadounidense no habría fijado ningún plazo para que sus proveedores presenten sus propuestas comerciales, que incluirían el traslado de parte de la producción de la compañía a países como México, India, Vietnam, Indonesia y Malasia.

Alrededor de 5 millones de empleos dependen de la presencia de Apple en China, incluyendo más de 1,8 millones de desarrolladores de software y aplicaciones. De forma directa, Apple emplea a unos 10.000 trabajadores en China.

En opinión des Mario Esteban, investigador principal del Real Instituto Elcano, «la Casa Blanca no solo esta presionando a los gobiernos europeos sobre el 5 G, sino también a las empresas estadounidenses para que reduzcan las relaciones con China». En este sentido, ha recordado que «un porcentaje fuerte» de la producción de empresas como Apple está en el gigante asiático y, quizás, deban deslocalizar a otros lugares por la «incertidumbre» y los costes que están produciendo las actuales tensiones comerciales.

Para este analista, en «un orden político bipolar las empresas estadounidenses vinculadas con China seguramente tendrían que modificar sus patrones de compra». Esteban ha constatado que todo cuanto esta sucediendo no se debe entender solo en clave comercial: «Se trata de una rivalidad de fondo entre Estados Unidos y China, donde un elemento clave para dirimir el liderazgo global es la el tecnológico». Por este motivo cree que si China es capaz de encabezar una suerte de cuarta Revolución Industrial ganará influencia política, económica y diplomática.