ANNA BIRULÉS: «Algunas medidas puntuales en materia de vivienda pueden tener efectos perversos»

La vicepresidenta de Renta Corporación -grupo inmobiliario dedicado a la adquisición y transformación de grandes edificios-, aboga por las políticas de vivienda a largo plazo, frente a las medidas de choque presentadas por el Gobierno

TEXTO: C. FOMINAYA/F. CORTÉS FOTO: JULIÁN DE DOMINGO/
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

MADRID. A la brillante trayectoria de Anna Birulés -secretaria general del Banco Sabadell, consejera directora general de Retevisión, primera titular del nuevo Ministerio de Ciencia, Industria, Telecomunicaciones, Audiovisual y Tecnología con Aznar-, se suma ahora su nombramiento como vicepresidenta de Renta Corporación, entidad que tiene como objetivo abrir nuevos mercados y proyectos de compra y transformación de edificios y donde esta doctora en Ciencias Económicas se responsabilizará de la estrategia y el desarrollo corporativo.

-Usted tiene experiencia al más alto nivel en el sector de la banca, las telecomunicaciones, la política y ahora, el inmobiliario. ¿Con cuál se queda?

-Me quedo siempre con un denominador común, que es la innovación en la gestión, tanto aplicada al sector público como al privado. Durante mi actividad profesional como secretaria general del Sabadell, viví todo el proceso de liberalización de tipos de interés, y todo lo que eso conllevó en cuanto a productos. Como consejera directora general de Retevisión, dirigí todo el proceso de lanzamiento de un nuevo operador global de telecomunicaciones en España, y mi experiencia en gestión me llevó a poner en marcha y vertebrar las empresas que conformaron Retevisión como germen del operador global que es hoy Auna. Al frente de un Ministerio que era nuevo por sí mismo, esa innovación se llevó al máximo, porque se trataba de generación de riqueza, de desarrollo de personas, y de hacer que, en definitiva, el país mirara al futuro. Ahora en Renta estoy ante un proyecto de una empresa inmobiliaria que ha crecido muy rápidamente, que está muy profesionalizada, que posee unos procesos internos transformadores en el sentido literal del término, y a la que voy a ayudar a crecer cuantitativa y cualitativamente.

-El sector inmobiliario está ahora en un momento mediático que genera mucha expectación. ¿Cuál es su opinión ante la posible existencia de una burbuja inmobiliaria?

-Hay cosas que no deberían sorprendernos. España lleva muchos años creciendo de manera sostenida y por encima de la media europea. Además, presenta un nivel bajo de natalidad y es puerta de entrada de mucha inmigración. Si a esto se suma su tradicional posición turística y su gran calidad de vida, con la consiguiente atracción de extranjeros que esto representa, tendremos la explicación del altísimo crecimiento en la demanda. De oficinas, de viviendas e, incluso, de servicios sociales públicos y privados alrededor de ésta.

-¿Y respecto al encarecimiento en el precio de la vivienda?

-Creo que se irá suavizando, pero entendemos que ahí existe una situación económica e internacional que forzará externamente las grandes magnitudes macroeconómicas, aunque sin provocar ningún parón. Será un movimiento progresivo.

-La posibilidad, apuntada en algún momento, de que se recorten los incentivos fiscales a la vivienda, no le debe hacer mucha gracia a Renta Corporación.

-El tema de las desgravaciones fiscales en ese sentido tiene que representar un equilibrio, porque supone el ahorro de la mayor parte de las familias españolas. En estos casos es mejor ir modificando los incentivos en una dirección determinada y a largo plazo en lugar de hacer medidas puntuales que muchas veces tienen -hablando en general-, efectos perversos.

-¿Puede llegar a interferir en su negocio la actual política de alquiler presentada por la ministra Mª Antonia Trujillo?

-No influye porque son mercados complementarios. Lo que sí es importante es que, como en cualquier otra política, el proceso entre el anuncio y la ejecución sea claro y esté bien calendarizado, que no cree incertidumbres porque éstas, en general, ya sea en el Plan de Vivienda o en cualquier otro, siempre perjudican y hacen que el mercado se retraiga o se expanda.

-De momento, ¿le parecen sensatas las propuestas de la ministra de Vivienda?

-Aquí hay una propuesta que se debe abordar claramente. Y esto es que el incentivo público que se plantee tiene que incluir la participación del sector privado. Eso creo que es, en parte, lo que la ministra pretende, pero también hay indicios de que sus políticas no van a ser suficientemente efectivas para que esto ocurra. Insisto, no se necesitan sólo actuaciones directas, sino que éstas se lleven a cabo de un modo en el que el sector privado se vea también incentivado a participar. Y algunas de las medidas presentadas tienen sentido pero serían seguramente más efectivas en un marco más general.

-Por su reflexión de antes se entiende que la subida de precios se atribuye a la evolución económica española, pero también existen problemas de suelo.

-Hay una cosa básica, y hacia ese punto iba también dirigido mi comentario en cuanto a la existencia de unas medidas más focalizadas que a un Plan de Vivienda destinado a que haya más oferta de vivienda... Deberíamos tener en cuenta que en España hay mucha competencia en cuanto a la liberalización de sectores y la eliminación de rigideces, y que esto da potencia no sólo al sector, sino a todo el sistema.

-¿Qué posición tiene Renta Corporación dentro del mercado?

-En el ejercicio de 2003 la compañía alcanzó los 214 millones de euros en volumen de negocio, con previsión de triplicar dicha cifra en los próximos cuatro años. Tenemos un crecimiento muy fuerte pero desde el punto de vista del nivel de activos no es una empresa patrimonial que luego genere rentas. Nuestro negocio es oferta y demanda de transformación de inmuebles y creación de valor en medio. Las operaciones son cada vez más grandes, de recursos propios, aunque hay una parte importante de apalancamiento y de refinanciación.

-Con estas previsiones de crecimiento, ¿no requerirán más capital en el sentido de salir a Bolsa?

-Está claro que en un proceso de crecimiento de cualquier empresa que tiene vocación no sólo de profesionalidad, sino de institucionalización, este tipo de cuestiones, bien sea en forma de alianzas, socios financieros o salidas al mercado, se plantea encima de la mesa.