El presidente del Banco Popular, Ángel Ron
El presidente del Banco Popular, Ángel Ron - EFE

Ángel Ron: «Banco Popular no amplía capital de cara a una fusión»

El presidente de la entidad niega que algún accionista de referencia haya pedido su dimisión

SANTANDERActualizado:

Banco Popular está ampliando su capital social en 2.505 millones de euros para sanear su balance, lastrado por los activos improductivos heredados del negocio inmobiliario, y defenderse de la posibilidad de ser absorbido por un competidor de mayor tamaño. Ahora bien, el sexto grupo bancario del país ha rechazado que el fin de esta operación sea preparar la entidad para una futura integración con otra entidad. "No hacemos esta operación de cara a una fusión", ha dicho este miércoles el presidente del Popular, Ángel Ron, durante su intervención en Santander en un curso de verano organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en colaboración con la UIMP y BBVA.

"No tenemos especial interés en estas operaciones", ha añadido el banquero, quien sí ha admitido que el Popular siempre ha despertado apetito entre competidores por su modelo de negocio especializado en las pequeñas y medianas empresas. De hecho, los mercados han apuntado a una posible operación corporativa con Banco Sabadell o Caixabank, entre otros. Sin embargo, la dirección del Popular siempre ha apuntado a que la intención del grupo, en caso de un movimiento de esa magnitud, es ser el banco comprador y no el banco comprado. "Todos hablamos con todos, pero esas conversaciones no pasan de una charla de café", ha zanjado.

Ron no ha dado detalles de la operación de ampliación del capital, que termina el próximo viernes día 17, dado que la legislación bursátil se lo impide mientras se desarrolla. El alto ejecutivo solo ha avanzado que "va muy bien". En todo caso, los accionistas de referencia de la entidad financiera ya han manifestado públicamente su intención de suscribir nuevas acciones para mantener su actual participación del 21,6% del capital.

Esto supondría un espaldarazo a la actual dirección del banco, que en menos de cuatro años ha tenido que hacer dos ampliaciones de capital millonarias. Al respecto, Ron ha negado que algunos de esos accionistas representados en el consejo de administración hayan pedido su dimisión a la vista de la gestión de la entidad desde su llegada a la presidencia. Cabe recordar que el Popular es la entidad con un mayor nivel de morosidad –impago de créditos– y volumen de activos improductivos fruto de haber entrado tarde y mal en el negocio del ladrillo y de la adquisición de Banco Pastor.