Las amnistías fiscales se prohibirán por ley y se limitarán a 1.000 euros los pagos en efectivo

El plan del Gobierno y Podemos de lucha contra el fraude fiscal incluye ampliar la lista de morosos

MadridActualizado:

El acuerdo entre el Gobierno de Pedro Sánchez y Podemos para los Presupuestos de 2019 contemplan un ambicioso incremento de la recaudación de 5.678 millones de euros. Esa cifra, según ha detallado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, incluye la subida de impuestos a empresas y rentas altas, el propio crecimiento económico y, en tercer lugar, el nuevo plan de lucha contra el fraude fiscal. Este plan contempla novedades como reducir los pagos en efectivos y prohibir por ley las amnistías fiscales.

El Gobierno de Felipe González llevó a cabo dos amnistías, una en 1984 y otra en 1991, y más recientemente, en 2012, el Ejecutivo de Mariano Rajoy aplicó otra. El Ejecutivo socialista y el partido dirigido por Pablo Iglesias han acordado ahora prohibir por ley expresamente la posibilidad de realizar condonaciones fiscales en el futuro debido, explican, «a la gran injusticia social que suponen».

La batería de medida de lucha contra el fraude de ambas formaciones incluye además reducir de un millón de euros a 600.000 euros el importe de la deuda a partir del cual una persona es incluida en la lista de morosos de la Agencia Tributaria. Además, en esa lista se incluirá a los responsables solidarios.

Otra importante novedad es una reducción aún mayor del importe máximo de los pagos en efectivos, como ya hiciera el Ejecutivo del PP al rebajarlos a los 2.500 euros actuales. En concreto, se reducirá a 2.500 a 1.000 euros los pagos que empresarios y profesionales pueden haer en efectivo en el seno de su actividad profesional, no afectando por tanto a los pagos entre ciudadanos.