Amado Franco será designado mañana presidente de CECA

M. PORTILLA | MADRID
Actualizado:

El presidente de Ibercaja, Amado Franco, será designado mañana en Sevilla presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), en sustitución de Juan Ramón Quintás, quien se jubilará en principio el próximo 19 de mayo, tal y como adelantó ayer ABC.

Quintás envió el pasado miércoles una carta a los miembros del consejo de administración de la CECA, en la cual les indicaba que ha incorporado en el orden del día de mañana «la deliberación y, en su caso, nombramiento» del presidente de este organismo.

El presidente de Ibercaja les recuerda que en la pasada asamblea general les comunicó la conveniencia de que su relevo se realizara «sin que existan discontinuidades en la presidencia del sector en un momento tan excepcional como el presente».

Para ello, durante el último mes el actual presidente de la CECA ha realizado consultas entre todos los miembros del consejo de administración con el fin de constatar si había candidatos «capaces de concitar un amplio apoyo».

Reforma de la normativa

Juan Ramón Quintás dice en el citado texto que ya ha realizado las gestiones, y aunque no lo expresa, hasta ahora sólo se ha presentado Amado Franco como candidato a sucederle.

Además, indica que estos días se ha incorporado a la agenda política la reforma del régimen jurídico de las cajas de ahorros y sus instrumentos de consolidación. En ese sentido, precisa que, a su juicio, «estos expedientes normativos requieren la atención urgente de un presidente que pueda afrontar plenamente una tramitación que será larga y compleja».

En consecuencia de todo lo anterior y como hasta el final de su mandato sólo quedan por celebrarse los consejos de mañana y del próximo 21 de abril, Juan Ramón Quintas manifiesta que «considero que debo someter a la deliberación del próximo consejo estos asuntos».

Lo normal es que Quintás y Amado Franco convivan hasta el próximo 19 de mayo asistiendo conjuntamente a la mayoría de las reuniones del sector para que haya una transición ordenada y no se paralicen los temas en marcha, ni tampoco los que puedan iniciarse de cara al futuro. No obstante, cabe la posibilidad de que la sucesión se adelante al próximo 21 de abril si la situación lo requiere por la reestructuración en marcha del sector.