Terminal 4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas
Terminal 4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas - ABC

Alternativa Sindical sigue adelante con la huelga de vigilantes tras fracasar las negociaciones

El comité de huelga ha tildado de «vergonzosa e irresponsable» la actitud de la empresa durante la negociación

MadridActualizado:

Alternativa sindical, que había convocado paros parciales para los días del 24 de agosto al 3 de septiembre, ha anunciado que seguirá adelante con la huelga tras el fracaso de la segunda reunión con Ilunion Seguridad, la empresa adjudicataria de los filtros de control de pasajeros, en el Instituto Laboral de Madrid.

Este sindicato, que representa a un 20% de los casi 1.000 trabajadores de Ilunion en el aeropuerto madrileño, reclama que Ilunion cumpla con los pluses como los de radioscopia, rotación o productividad acordados con la patronal y Fomento en una mesa de trabajo en septiembre del año pasado; que se respeten los complementos consolidados con la anterior concesionaria desde el 1 de julio y que estos no sean absorbidos por otros, y que garantice los pluses recogidos en convenio.

«Hoy tenía la empresa una nueva oportunidad en la mediación previa a la convocatoria de los paros y ha cambiado repentinamente de criterio por orden de la dirección, en una actitud que hace ya inevitable la huelga y el conflicto», sentencia el sindicato, que ha señalado a Aena como responsable por haber adjudicado el contrato a la oferta más barata.

Ilunion no ve motivos para la huelga

Ilunion, la empresa adjudicataria de los filtros de control de pasajeros en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, ha asegurado hoy que va a pagar a los trabajadores todos los pluses acordados en la nómina de agosto, por lo que entiende que no hay motivos ciertos para la convocatoria de huelga.

Fuentes de Ilunion han explicado hoy a Efe que, en la primera reunión formal de mediación que hubo la semana pasada en el Instituto Laboral, la empresa transmitió por escrito al sindicato que iba a abonar todos los complementos salariales que emanan del acuerdo de Fomento -y que son de aplicación a partir del 1 de julio, momento en el que la empresa entró en el aeropuerto- en la nómina de agosto.

Lo va a hacer en la nómina de agosto porque todos los pluses variables se pagan a mes vencido y, además, abonará también todos aquellos complementos salariales que los trabajadores vinieran percibiendo en esos momentos con la empresa saliente, lo que quiere decir que van a cobrar los que vengan percibiendo más los de nueva creación.

La empresa lo puso así por escrito, y considera que está dando «aquello que realmente les preocupa a los trabajadores», por lo cual motivos para la huelga realmente no hay. «Es incomprensible», lamentan.

En un nuevo acto de mediación en el Instituto Laboral de esta mañana, Ilunion se ha ratificado en que «va a abonar absolutamente todo», pero «no les vales y cada vez que nos reunimos buscan alguna otra reivindicación».

Aunque le gustaría que esa huelga no se celebrase y «hubiera normalidad y los pasajeros no tuvieran esa incógnita encima de qué va a pasar», Ilunion -que aún está aún pendiente de que la Delegación del Gobierno se pronuncia sobre los servicios mínimos- cree que la protesta no va a tener repercusión.

La compañía sabe «a ciencia cierta» por el resto de sindicatos como UGT, CCOO o USO que Alternativa Sindical no tiene una representación del 20% que se atribuye entre los trabajadores de Ilunion en Barajas.