Angela Merkel, canciller alemana
Angela Merkel, canciller alemana - AFP

Alemania registra un millón de empleos vacantes

En el caso de Berlín, el sector con más puestos es la enseñanza, tanto infantil como primaria y secundaria, donde se registraron hasta 45.000 ofertas de trabajo

Berlín Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Con campañas en Austria, el Senado de Berlín intenta atraer a profesores de primaria para cubrir los 1360 puestos vacantes en los institutos de la capital alemana. Pero no sólo Berlín y profesores: la economía alemana registra cerca de un millón de puestos sin ocupar, ha informado el Instituto para la Investigación del Mercado Laboral y el Empleo (IAB). Una de las cifras más altas hasta la fecha.

Según el IAB, entre abril y junio un total de 985.000 plazas laborales no pudieron ser ocupadas en la mayor economía europea, lo que supone un repunte del 10% con respecto al mismo período del año anterior.

Como en el caso de Berlín, el sector con más puestos vacantes es la enseñanza, tanto infantil como primaria y secundaria, donde se registraron hasta 45.000 vacantes, un repunte del 40% en términos interanuales. Según el investigadores del IAB Alexander Kubis, la creciente demanda de profesionales de la educación está íntimamente ligada a la masiva llegada de refugiados al país el año pasado, ya que casi un 50% son menores de edad y se incorporan de inmediato al sistema educativo.

La cifra de puestos vacantes que difunde la Agencia de Empleo es sensiblemente más baja, de 674.000 en el segundo trimestre de este año, ya que sólo incluye las plazas que las empresas comunican a las autoridades.

Ni con la llegada de jóvenes profesionales del sur de Europa durante lo peor de la crisis de la deuda ni con la masiva entrada de peticionarios de asilo en Alemania se ha podido cerrar esta brecha en el mercado laboral. Desde hace años, tanto el Gobierno alemán como la patronal están intentando atraer mano de obra cualificada del exterior para cubrir esta cifra creciente de plazas de trabajo libres, pero con escaso éxito.

Entre las principales causas que apuntan los expertos se encuentran las convalidaciones y equivalencias de los títulos formativos, y las dificultades para aprender alemán, el idioma de trabajo en la inmensa mayoría de las empresas del país.