Los aerolíneas reclaman reducir las tasas y Aena asegura que son las más baratas

A. POLOMADRID. La Asociación Española de Compañías Aéreas (Aeca), que entre otras aerolíneas defiende los intereses colectivos de Air Comet, Spanair, Air Pullmantur, LTE, Futura o Gadair European

A. POLO. MADRID
Actualizado:

La Asociación Española de Compañías Aéreas (Aeca), que entre otras aerolíneas defiende los intereses colectivos de Air Comet, Spanair, Air Pullmantur, LTE, Futura o Gadair European Airlines, cree que ha llegado la hora de que el Gobierno ayude a un sector agobiado por la escalada de los precios del combustible y la desaceleración económica.

Su presidente, Felipe Navío, lanzó ayer la voz de alarma y aseguró que si no se adoptan medidas urgentes la regulación de 1.100 empleos anunciada esta semana por Spanair puede trasladarse a otras aerolíneas. De hecho, recordó que en los últimos meses al menos 25 aerolíneas han dejado de operar o presentado concurso de acreedores por culpa de la mala coyuntura económica.

Entre las medidas que el Gobierno debería adoptar, Navío propuso la reducción de las «exageradas» tasas aeroportuarias, de navegación y seguridad que Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) cobra a las aerolíneas. Según sus datos, las tasas de navegación de los aeropuertos españoles son las segundas más caras de Europa. A este desequilibrio, abundó, debe unirse que las tasas de seguridad del AVE, competidor directo del avión en rutas domésticas, son asumidas por el Gobierno con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

Navío señaló que las compañías han estado haciendo «todos los esfuerzos» para reducir costes en aquellos segmentos que ellas gobiernan, informa Ep. Sin embargo, el 50% de los costes de las aerolíneas proceden de segmentos ajenos a su gestión, como son el precio del combustible, las tasas de navegación, de seguridad y aeroportuarias.

Versiones contrapuestas

Aena salió ayer al paso de esta versión y precisó que las tasas aeroportuarias que aplica son inferiores a la media europea. Así y de acuerdo a los datos del informe elaborado por la consultora Jacobs Consultancy a finales de 2007, último de que dispone el organismo público, el coste medio por pasajero en Europa representa 9,61 euros, cuando en España asciende a 4,97 euros, es decir, un 48,3% menos.

En términos de movimiento (despegue o aterrizaje de un avión), la media europea se sitúa en 851,40 euros, mientras Aena percibe 473,39 euros, lo que representa un 44,4% menos. El ranking europeo (ver gráfico adjunto) lo encabeza el aeropuerto londinense de Heathrow, con un precio por movimiento de 1.680,3 euros, seguido por el de París (1.392 euros) , Amsterdam (1.333,5 euros) y Atenas (1.223,6 euros). El organismo público dependiente del Ministerio de Fomento recuerda que los datos de la Asociación Europea de Compañías Aéreas (AEA) son elocuentes y desbaratan la versión esgrimida ayer por el presidente de Aeca, al detallar que las tarifas aeroportuarias representan el 4% de los costes totales de las aerolíneas, mientras el combustible supone el 33% de los mismos.

Ni un euro de coste

Aena, finalmente, recuerda que como institución no le cuesta ni un euro a los españoles, porque no se financia vía Presupuestos Generales sino a través de los ingresos que recibe de sus usuarios. Asegura que «la reducción generalizada de las ya de por sí bajas tarifas pondría en riesgo el programa de inversiones en los aeropuertos españoles».

La petición de Aeca coincide con la realizada el pasado 7 de julio por la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), que representa a más de 50 compañías aéreas nacionales e internacionales. Entre las ocho medidas cursadas al Ministerio de Fomento también proponía rebajar las tasas de navegación aérea y «congelar» las tasas aeroportuarias, hasta que no se apliquen mejores prácticas que generen mayor eficiencia y productividad en la gestión.