Termina así la historia de una aerolínea fundada en abril de 1978 como Special Air Transport (SAT)
Termina así la historia de una aerolínea fundada en abril de 1978 como Special Air Transport (SAT) - REUTERS

La aerolínea alemana Germania se declara insolvente

Las operaciones de vuelo ya habían sido suspendidas previamente, durante la noche cuando el último vuelo de la aerolínea, que tenía el número ST371, aterrizó en Nuremberg procedente de Fuerteventura

Corresponsal en BerlínActualizado:

La aerolínea Germania se ha declarado en bancarrota ante el tribunal de distrito de Berlín-Charlottenburg a primera hora de hoy. Las operaciones de vuelo ya habían sido suspendidas previamente, durante la noche. Según informaba el servicio de la industria Aerotelegraph, el último vuelo de la aerolínea tenía el número ST371 y aterrizó en Nuremberg procedente de Fuerteventura. Los clientes que han comprado sus billetes directamente a la compañía podrán reclamar un transporte de reemplazo, según informa la página web de Germania. Quienes hayan reservado un paquete vacacional deben en cambio reclamar al operador turístico correspondiente.

Termina así la historia de una aerolínea fundada en abril de 1978 como Special Air Transport (SAT) y reorganizada en 1986 como Germania. Operaba vuelos chárter y regulares, desde Berlin y otras ciudades alemanas a destinos en Europa, norte de América y Oriente Medio. Las dificultades financieras de Germania habían salido a la luz a principios de enero. El diario «Neue Ruhr / Neue Rhein Zeitung» informaba ayer que un grupo de inversores encabezados por el ex jefe de Air Berlin Joachim Hunold había ofrecido asistencia por varias decenas de miles de millones de euros, pero Germania no quiso comentar esa información. En el momento de la insolvencia, el logotipo verde y blanco seguía estampado en 37 aviones en activo que transportaban más de 4 millones de pasajeros al año.

Según los últimos datos sobre su estado financiero, publicados en el Boletín Federal, la aerolínea presentó en 2016 unas pérdidas de 7,7 millones de euros, empeorando la situación de cierre de 2015, año que cerró con 6,8 millones de pérdidas. La sociedad propietaria de la empresa generaba un déficit en sus cuentas de 32 millones de euros. Desde 18 aeropuertos de salida, ofrecía conexiones con más de 60 destinos en Europa, África del Norte y Oriente Próximo. Su problema no ha sido la falta de pasajeros, sino el alto precio del queroseno y la dura competencia de las grandes aerolíneas en el alquiler de slots en los aeropuertos.

Germania es la tercera aerolínea alemana que cae en pocos años. A finales de octubre de 2017 quebró Air Berlín, con cerca de 8.000 empleados, y en otoños de 2018 cerró la aerolínea chárter Small Planet Airlines, con sede en Berlín. La beneficiaria es sin duda Lufthansa, que mantiene su posición como laaerolínea más grande de Europa tras adquirir la mayor parte de la insolvente Air Berlin y aviones de Small Planet. En 2018, 142,3 millones de personas volaron con Lufthansa y sus subsidiarias, como Eurowings, Swiss y Austrian Airlines. Estas cifras representan un 10% más que el año anterior. Ryanair, la aerolínea irlandesa de bajo coste, que en 2016 acaparó temporalmente el trono de Lufthansa, quedó en segunda posición con poco más de 139 millones de pasajeros. En octubre de 2017.

Otras aerolíneas caídas

Esta decadencia de las pequeñas alemanas afecta también a aerolíneas de bandera del sureste de Europa, como Adria Airways, Croatia Airlines, FlyBosnia y Air Albania, a pesar también de graves problemas financieros.

La compañía de Eslovenia Adria Airways presenta problemas económicos desde octubre de 2018, momento en que la Autoridad de Aviación Civil del país pidió a la aerolínea que presentara pruebas de su estabilidad financiera, bajo el riesgo de perder su licencia de operación. Ante esta petición, la compañía aérea respondió con una inversión inicial de 10 millones de euros para el primer trimestre de 2019, cuyo capital fue proporcionado por la empresa alemana 4K Invest, propietaria de Adria Airways.

Croatia Airlines, por su parte, sigue buscando socio financiero para volver a emprender el vuelo con normalidad. Jasmin Bajic, director general de la compañía, considera que se necesitan cerca de 38.5 millones de dólares para que pueda volver a operar.

FlyBosnia, aerolínea insigne de Bosnia y Herzegovina registrada en noviembre de 2017, tuvo que postergar su operación con vuelos entre capital Sarajevo y Riyad, Arabia Saudita, hasta el pasado 15 de enero de 2019. Air Albania, por su parte, fue presentado por primera vez en noviembre de 2017. En abril de 2018, el gobierno ordenó al servicio de control aéreo nacional AlbControl que negociara una sociedad con Turkish Airlines y la recién fundada compañía albanesa MDN Investment para crear la línea aérea nacional.