Concentración frente al Congreso brasileño contra Dilma Rousseff y Lula Da Silva - REUTERS

El FMI advierte de que la recesión ha sido «más profunda» de lo previsto en Brasil

La «caída de los precios de materias primas, debilidad de la confianza que viene del retraso en el ajuste fiscal» han perjudicado la economía del país

WashingtonActualizado:

Brasil está encaminado a otro año de fuerte contracción, cifrada en un 3,8%, dijo hoy el Fondo Monetario Internacional (FMI), que destaca que la recesión es «más profunda» de lo previsto, pero apunta que una vez se despeje la «incertidumbre política» se pueda volver al crecimiento.

En su informe de «Perspectivas Económicas Globales», el FMI también se refiere a que «las incertidumbres locales restringen aún la capacidad del Gobierno para formular y ejecutar políticas», en referencia a la crisis política que se vive en el país y que está dificultando tomas de decisiones.

«La recesión de Brasil es fruto de una confluencia de factores: caída de los precios de materias primas, debilidad de la confianza que viene del retraso en el ajuste fiscal», explicó Oya Celasun, jefe de estudios del Departamento de Investigación del Fondo, en rueda de prensa. Celasun indicó que «la incertidumbre política ha sido parte de este cóctel, y, por último, se ha sumado el reciente el ajuste de las condiciones financieras».

«Una vez que el ambiente política pasa a un estado más calmado las autoridades encontrarán el tiempo y el espacio para empezar a implementar las reformas estructuralesnecesarias se cree la situación para retomar el crecimiento», agregó.

Por ello, en 2017 el organismo prevé que Brasil salga de los número negativos, hasta un crecimiento 0, una vez que se consuman las principales sacudidas de 2015 y 2016, «y ayudada por una divisa débil». Entre tanto, el empleo y los ingresos reales sufrirán de forma negativa la contracción de este año, dijo el organismo económico internacional.