El acceso al crédito condiciona la creación de empleo en las pymes

En los próximos tres años pueden llegar a crear cerca de 400.000 nuevos puestos de trabajo si logran la financiación necesaria

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Las expectativas de crecimiento e inversión de las pymes españolas conlleva más financiación, la cual será decisiva en la creación de empleo. Cerca de 140.000 pequeñas y medianas empresas crearán 390.000 puestos de trabajo en los próximos tres años si logran acceder al crédito. «El 40,8% de las pymes cree que obtener financiación será clave para mantener el empleo», afirma Antonio Couceiro, presidente de la Confederación Española de Sociedades de Garantía (SGR-CESGAR), que acaba de presentar el VII Informe sobre Financiación de la Pyme en España.

En el último año la facturación media de las pymes, incluyendo a autónomos y al sector primario, ha crecido y ya son 417.641 empresas las que facturan entre 600.000 euros y 1,5 millones de euros (lo que se traduce en un incremento del 4,4%). A su vez el porcentaje de pymes con una facturación por debajo de los 300.000 euros dismninuyó en un 1,7% (63,3%).

La utilización de productos financieros bancarios ha aumentado en el último año aunque sigue creciendo el crédito de proveedores que pasa del 32,8% al 56,1%. «Nuestras pymes se apoyan mucho en las facilidades de pago que les ponen sus proveedores», subraya Antonio Couceiro. Las líneas de crédito avanzan hasta el 24,6%, los préstamos bancarios, con el 21,6%, el leasing o arrendamiento financiero (7,8%), el confirming y renting que sube hasta el 7,4% y el factoring (1%).

Alternativas

El equipo directivo de Cesgar recuerda que la fórmula de financiación no bancaria representa un 70% en Estados Unidos, en Europa es el 30% y en España no llega al 20%. «Es importante el acceso al crédito de los bancos pero hace falta tener vías alternativas», por si se produce de nuevo una crisis bancaria.

El aumento del uso de los instrumentos financieros se produjo por la mayor facturación y estabilidad de las empresas en relación con sus perspectivas de crecimiento a corto plazo. Es interesante destacar que existen menos dificultades para las empresas a la hora de dar respuesta a sus necesidades de financiación. Y entre los problemas que deben resolver está el del precio de la financiación y la falta de garantías solicitadas.

Estas compañías son menos optimistas que el año pasado y un 42,3% de las pequeñas y medianas empresas espera que su facturación aumente en el próximo año (5 puntos menos que en el 2017). No obstante, se percibe una cierta prudencia y aumenta el porcentaje de empresas que cree que su facturación permanecerá estable, el 48,1%, y desciende en dos puntos el porcentaje de las que prevén crecer, hasta el 9,6%.

Otro de los aspectos que se analiza en el informe es el de la concentración de la actividad en las ramas de comercio y servicios personales y a las empresas que ya supone la mitad del total de pymes. No obstante, por primera vez cayó el número de pymes en comercio y servicios personales, que perdió 4.434 empresas respecto al año anterior. «Se ha registrado un aumento del número de pymes en la rama de servicios a las empresas donde se han creado 19.266 unidades en esta rama», explicó el presidente de Cesgar durante la presentación de los resultados. Otro de los sectores con mayor subida ha sido el de telecomunicaciones y sociedad de la información, donde las pymes han aumentado un 5,9% respecto al año anterior.

Fondo de 70 millones

El presidente de Cesgar aprovechó el encuentro para anunciar que la asociación quiere sacar un fondo de titulización de 70 millones de euros para otorgar créditos a las empresas españolas, lo que supone una alternativa de liquidez a la que proporcionan las entidades bancarias. «Cuentan con la colaboración del Instituto de Crédito Oficial (ICO), de la Compañía Española de Refinanciamiento (Cersa) y del Fondo Europeo de Inversiones (FEI)».

Y están a la espera de la aprobación formal de Cersa para sacar este fondo que permitirá complementar la financiación bancaria con préstamos a las pymes. Según aseguró Antonio Couceiro, se pretende «conceder préstamos a más largo plazo y con un tipo de interés fijo por debajo del 2%».