Estación de servicio de Ballenoil
Estación de servicio de Ballenoil - ABC

75 litros o tres minutos, límite de repostaje en una gasolinera sin empleados

El Supremo desestima el recurso de la Asociación de Estaciones de Servicio Automáticas

MadridActualizado:

Los clientes de las estaciones de servicio desatendidas (sin empleados) solo podrán repostar un máximo de 75 litros o tres minutos por cada vehículo, según la norma ITC-04 que ha respaldado el Tribunal Supremo al rechazar el recurso interpuesto por la Asociación de Estaciones de Servicio Automáticas (AESAE).

Esta organización entiende que limitar los repostajes a 75 litros o tres minutos condiciona seriamente el negocio de estas gasolineras, ya que la mayoría de sus clientes son furgonetas y vehículos con depósitos de gran capacidad.

Sin embargo, la Agrupación Española de Vendedores al por menor de Carburantes y Combustibles (Aevecar) ha celebrado la sentencia, pues la norma ITC-04 «defiende la seguridad de los consumidores en las estaciones de servicio».

El Tribunal Supremo asegura en sus sentencias que la norma no establece ninguna disposición carente de justificación, de razonabilidad y proporción ni se puede alegar en ella una vulneración de la Directiva 2006/123/CE, de los artículos de la ley sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio, y de garantía de la unidad de mercado, así como las referidas a la pretendida vulneración del principio de libertad de establecimiento.

La ITC-04 es una norma que regula la seguridad industrial en las instalaciones de suministro de carburante al por menor y limita el repostaje en régimen desatendido a 75 litros y tres minutos.

El Tribunal Supremo ha desestimado también otro recurso de las Cooperativas Agroalimentarias de España, que pedían la anulación de la prohibición de suministrar carburantes en envases más de 60 litros de gasolina o 240 de gasóleo.

Estas cooperativas han mostrado su disconformidad con un fallo judicial que, a su juicio, perjudica a las instalaciones de carburantes del sector cooperativo, informa Ep. Josep Lluís Escuer ha afirmado que no se han tenido en cuenta las especificidades de las estaciones de servicio cooperativas ni la capacidad de repostaje de la maquinaria agrícola. «Las limitaciones que se están imponiendo resultan abusivas, perjudican a todas las estaciones de carburantes del sector cooperativo, atentan contra la libre competencia en el mercado y restringen la libertad de empresa».

Las cooperativas cuentan con 900 estaciones de servicio que llevan distribuyendo carburantes desde hace 30 años como servicio a sus socios. En general, según explican las cooperativas, estas instalaciones se encuentran ubicadas en entornos rurales, donde los índices de población son más bajos, y, con el objetivo de garantizar la sostenibilidad del servicio, se suele optar por un sistema de gasolinera que no obligue a tener personal de atención al cliente durante las 24 horas.