Fotolia

El 55% de los viajeros españoles están dispuestos a gastarse más dinero en comida cuando viajan

Ryanair cobra 1.132% por encima del precio de una botella de agua de un supermercado según un estudio

Actualizado:

A día de hoy, a nadie le coge por sorpresa pagar un precio desorbitado por un pequeño aperitivo a bordo del avión, así lo demuestra un estudio elaborado por Kayak.es sobre los hábitos de viaje de los españoles, que revela que el 55% de los viajeros están dispuestos a gastarse más dinero en comida cuando viajan.​

Los productos típicos de desayuno están entre los más caros que se sirven a bordo si los comparamos con su precio medio en un supermercado. Según los datos proporcionados por el estudio, un simple cruasán puede alcanzar un precio hasta 400% superior que en un supermercado y una chocolatina puede tener aumento de un 203% en algunas aerolíneas. La aerolínea Iberia Express es la que ofrece el desayuno más económico, por 4 euros.

De la misma forma, las bebidas en el avión pueden alcanzar un coste hasta 10 veces por encima de lo normal. Dado que está prohibido llevar líquidos en el equipaje de mano, los viajeros que no hayan visitado las tiendas del aeropuerto no tienen otra opción que comprar bebidas a bordo, sin embargo, desde el pasado mes aeropuerto de España está obligado por Aena a disponer de botellas de agua pequeñas al precio máximo de un euro, por lo que siempre será más barato comprarla en el aeropuerto que abordo.

En el caso del agua mineral, Ryanair tiene el precio más alto, 3 euros por una botella pequeña, un 1.132% por encima de su precio en un supermercado y el triple que en cualquier tienda de un aeropuerto de España.

Los aperitivos pueden llegar a ser casi un 300% más caros si se compran a bordo.

Una lata de cerveza a bordo puede costar 150% más que en una de los establecimientos del aeropuerto; mientras que en el caso del vino el incremento no es tan notable. EasyJet y Ryanair son las aerolíneas que más cobran por el vino (6 y 5,95 euros respectivamente), alrededor de un 60% más de lo que cuesta en el aeropuerto​.

Por otro lado, un simple paquete de aceitunas puede alcanzar un precio de 2,50 € en easyJet, Iberia Express y Vueling, el doble que en el supermercado; mientras que los cacahuetes experimentan un aumento de casi el 300% en aerolíneas como Volotea, donde cuestan 3 euros.