Dispositivo Tablet adaptado para que invidentes puedan trabajar de manera normal con elordenador
Dispositivo Tablet adaptado para que invidentes puedan trabajar de manera normal con elordenador - Fernando Blanco

En 2017 la contratación de personas con discapacidad anotó el mejor registro de toda la serie histórica

Se registraron 110.068 contratos a personas con discapacidades

Actualizado:

El 2017 ha sido el año que ha marcado el número con mayor registro de contratación de personas con alguna discapacidad en toda la serie histórica, con una cifra de 110.068 contratos. La cifra se ha incrementado 12 puntos porcentuales desde hace 4 años, cuando alcanzaba el 52%.

Distintos factores han influenciado el crecimiento de esta cifra, sin embargo es el desarrollo de las nuevas tecnologías el que ha causado más impacto y ha sido decisivo a la hora de crear distintas oportunidades que sin los avanes tecnológicos nunca hubiesen sido posibles.

Según el informe «Tecnología y Discapacidad» realizado por la Fundación Adecco, con el apoyo de Keysight Technologies Spain, el 64% de los encuestados que tienen empleo han admitido que las nuevas tecnologías han sido esenciales para desempeñar sus funciones en el puesto de trabajo.

El estudio también ha revelado que las personas con discapacidad sensorial son aquella que más emplean tecnologías adaptadas en su puesto de trabajo, que vendrían siendo el 81%, seguidas por las personas con discapacidad física, con el 60% y las personas con discapacidad intelectual/psíquica con el 26%.

El desarrollo de la tecnología convencial e irrupción de adapataciones tecnológicas han permitido recuperar y poner al servicio el talento de muchas personas que de no ser por estos avances no serían capaces de brindar su talento al mundo laboral.

Si bien las tecnologías han conseguido mejorar la vida de las personas con discapacidades y devolverles un poco de su independencia en muchos ámbitos de la vida, todavía queda mucho trabajo por hacer.

El estudio destaca como casi 7 de cada 10 encuestados (69%) opina que la dependencia para tareas básicas como ducharse, preparar comida, dejar sus vviendas y acceder a establecimientos podría reducirse a través de 2 variables: accesibilidad y desarrollo tecnológico que facilite el desenvolvimiento de las personas con discapacidad.

El informa también expresa como apostar por tecnologías inclusivas no sería positivo para los beneficiarios, sino también para las empresas, que incrementan su diversidad y competitividad, al poder atraer a un mayor número de profesionales. La tecnología se convierte, así, en fuente de captación del talento.