En los últimos cuatro años el número de parados ha descendido en 436.300 personas
En los últimos cuatro años el número de parados ha descendido en 436.300 personas - valerio merino

La flexibilidad laboral aúpa el empleo en la recuperación

La ocupación crece hoy a ritmos superiores al 3%, pero aún no se ha recuperado del desastre de la crisis

Actualizado:

Cara y cruz del mercado laboral. En los últimos cuatro años el número de parados ha descendido en 436.300, a pesar de que todavía hay menos empleos que cuando comenzó la legislatura. La diferencia está en la población activa, es decir, la dispuesta a trabajar, que ha caído en 540.800 personas, lo que justifica el descenso del paro.

El Gobierno y, a falta del último trimestre, deja atrás una legislatura con 4,85 millones de parados y casi 18 millones de ocupados. Pero para contextualizar estas cifras hay que tener en cuenta que el paro llegó a superar los 6 millones en 2013 y la ocupación cayó hasta 16,9 millones un año después. ¿Qué ha ocurrido para que en estos años el paro haya caído con fuerza y la ocupación crezca ya a ritmos superior al 3% en tasa anual?

1 Los autónomos han creado uno de cada tres empleos

Han sido los auténticos protagonistas de la legislatura. Impulsados por una tarifa plana a la seguridad social, los autónomos son responsables de uno de cada tres empleos creados. 100.000 han sido generados por ellos mismos y 96.000 de autoempleo.

2 Más contratos a tiempo parcial

Potenciar el uso de esta figura ha sido objetivo de las medidas del Ejecutivo. Y, en parte, se ha logrado. Hoy, hay unas 250.000 personas más trabajando a tiempo parcial, lo que ha elevado el peso de estas contrataciones hasta el 15,24%. Aún así, sigue habiendo mucho camino por recorrer. En algunos países europeos hasta la mitad de los contratos son a tiempo parcial.

3 Más flexibilidad laboral

La flexibilidad introducida por la reforma laboral, al primar los convenios de empresa frente a otros de ámbito superior, ha permitido crear empleo con mucho menos crecimiento económico. Si en la primera década del siglo era necesario crecer al menos un 2% o 2,5% para crear empleo, ahora ha bastado poco más del 1%.

4 La temporalidad gana terreno

La crisis destruyó más de 3,5 millones de empleos y, en más de un caso, fueron recuperados con contratos temporales. En diciembre de 2011, España contaba con 350.000 ocupados fijos más que ahora. En cambio, ahora hay 150.000 temporales más. El resultado es que la tasa de temporalidad ha subido hasta el 26,6%, hasta niveles de 2008. A favor de la estabilidad se puede decir que al final del tercer trimestre el 74% de los asalariados contaba con contrato fijo.

5 El sector servicios, determinante

Ha sido el sector que menos ha sufrido con la crisis -ha perdido algo más del 3% de los ocupados- y poco a poco se ha ido recuperando gracias al potente sector turístico. En los últimos doce meses este sector ha creado 350.000.