Telefónica está considerada la quinta mejor empresa para trabajar
Telefónica está considerada la quinta mejor empresa para trabajar - efe

Las empresas españolas compiten ya con los gigantes americanos en captar y retener talento

Las multinacionales de nuestro país son las mejores para trabajar por detrás de las de EE.UU., según Great Place to Work

Actualizado:

Las multinacionales españolas ya no son un referente internacional sólo por la competitividad de sus productos y servicios. Ahora, además, están a la altura de los grandes grupos empresariales estadounidenses en captación y retención de talento. Telefónica, BBVA y Atento se han colocado entre las 25 compañías del mundo mejor valoradas por sus empleados para trabajar, según la clasificación anual elaborada por la consultora de recursos humanos Great Place to Work.

El «ranking» lo encabezan Google, la compañía de «software» SAS Institute y el fabricante del tejido Gore-tex, W. L. Gore & Associates, las tres norteamericanas. Telefónica aparece ya en el quinto puesto, BBVA en el octavo y la compañía de centralitas de llamadas Atento en la posición 16. Así las cosas, estas tres empresas representan ya el 12% de la lista, consolidando a España como el país más representado por detrás de Estados Unidos. «Es un porcentaje muy alto teniendo en cuenta el tamaño de nuestro país, por lo que diría que hay algo que estas empresas están haciendo muy bien», explica la directora de talento y cultura de BBVA, Donna DeAngelis.

La responsable del banco presidido por Francisco González recuerda que según otros estudios similares España ha mantenido en los últimos seis años una buena posición en esa «guerra por el talento». «Esto significa que, como país, hemos sido capaces de seguir atrayendo, desarrollando y reteniendo el mejor talento a escala global», dice.

La clasificación de 2015, aunque sigue copada por grandes compañías tecnológicas, muestra más variedad de empresas por sector. Lo que les une es que todas están centrando esfuerzos en captar talento. Los gigantes de la Red como Google están buscando profesionales de compañías más tradicionales para gestionar su crecimiento. Al revés, multinacionales más apegadas a la economía real, como los bancos, buscan expertos tecnológicos -sobre todo en la gestión masiva de datos («big data»)- para afrontar su transformación digital. De ahí que todos estén mimando a esos empleados. En los últimos cinco años 24 de los 33 países analizados por la consultora han mejorado su experiencia laboral en dos puntos; sólo en el último año 0,7 puntos.

BBVA, volcado en su digitalización, es un ejemplo de esta tendencia. «El banco se está transformando para ser el más centrado en sus clientes, y nuestra cultura corporativa está cambiando para hacer frente a este desafío», dice DeAngelis, quien detalla que eso implica «no sólo un proceso de transformación de nuestro negocio, sino también de nuestros empleados».

La llegada al mercado laboral de la generación de los «millenials» -jóvenes nacidos entre 1982 y 1995, que acumulan títulos universitarios y que son grandes usuarios de internet- ha sido determinante. Las empresas ya no sólo están revisando sus estrategias comerciales para captar como cliente a este nuevo público muy consumidor, sino que también lo está fichando. Telefónica ha contratado a 4.000 treinteañeros de este perfil hasta junio en todo el mundo, y fichará 2.200 más.

El salario, sólo una parte

El informe de Great Place to Work destaca que esta generación cuenta con «una gran capacidad social», que aporta a un gran número de multinacionales «el aspecto de comunidad» y que termina repercutiendo a los trabajadores de todas las edades.

«No es sólo una cuestión de salarios; quien trate de competir sólo con sueldos está fuera del mercado», explica el director global de organización y cultura corporativa de Telefónica, Alberto Andreu. «Para los profesionales es esencial un trabajo que permita mantener un balance entre la vida profesional y personal», añade Claudia Goñi, responsable de efectividad organizacional de ING, segunda compañía mejor valorada para trabajar en España.

¿Cómo se crea ese buen clima de trabajo? Andreu explica que Telefónica lleva a cabo encuestas y estudios periódicos entre su plantilla para escuchar la opinión de los empleados y medir su orgullo de pertenencia a la compañía y su valoración de sus mandos directivos, entre otras cosas. A partir de ahí se despliegan medidas: crear un entorno cómodo para trabajar, facilitar la formación del empleado y la rotación geográfica en las filiales del grupo, fomentar la promoción interna, favorecer la flexibilidad laboral y el trabajo desde casa, ofrecer a los trabajadores ser accionistas de la compañía con la entrega de acciones e incluso ligar parte de la remuneración variable de sus directivos al clima laboral que crean en su equipo. Y Goñi añade: «Puede parecer un tópico, pero el entorno, la flexibilidad, los compañeros, los retos y la innovación hacen del componente emocional de la compensación la pieza clave para diferenciarse».