Christine Lagarde y Angela Merkel dialogando en la ONU
Christine Lagarde y Angela Merkel dialogando en la ONU - AFP

El FMI rebajará sus previsiones de crecimiento para la economía mundial

Son declaraciones de Christine Lagarde al diario francés «Les Echos»

Actualizado:

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha afirmado que la institución rebajará en octubre sus previsiones de crecimiento de la economía mundial tanto para 2015 como para 2016, aunque se mantendrán por encima del 3%. En una entrevista al diario francés «Les Echos» , Lagarde subraya que el crecimiento mundial presenta una imagen «tenue» , ya que, aunque la economía global está en un proceso de recuperación.

Además, remarca que los países emergentes y los desarrollados se están cambiando las tornas, ya que los primeros han pasado de tirar de la recuperación mundial a desacelerarse, mientras que los segundos están registrando un mayor impulso. «Este fenómeno nos llevará a revisar a la baja nuestras previsiones de crecimiento. Un PIB mundial del 3,3% este año ya no es realista. Una previsión del 3,8% para el próximo tampoco. Aún así se mantendrá por encima del 3%» , añade.

Respecto a la ralentización de China, la directora del FMI apunta que las causas son tanto estructurales como deliberadas, dado que las autoridades del país tienen una voluntad real de moderar el desarrollo económico del país. «Y China está escribiendo una nueva página en su historia, algo que no se está entendiendo necesariamente en todas partes» , agrega Lagarde, quien incide en que este proceso no será «un paseo por un jardín de rosas» y en que «bien gestionada» esta desaceleración china «es una buena noticia».

Política monetaria

Por otro lado, apunta que la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) de mantener los tipos en septiembre indica que su presidenta, Janet Yellen, parece haber escuchado opiniones como las del FMI, que abogan por retrasar la anunciada subida.

Lagarde afirma que no hay «ninguna razón para precipitarse», ya que algunos lo hicieron en el pasado y luego tuvieron que recular, como el Banco de Japón o el Banco Central Europeo (BCE). «Una marcha atrás sería, para la Reserva Federal estadounidense, mucho más nefasta que un movimiento tardío» , asevera. Asimismo, afirma que la política monetaria de Reino Unido, Japón y el BCE va en la «buena dirección» , ya que es necesario que siga siendo acomodaticia a nivel mundial. Sin embargo, remarca que esto no es suficiente y países con margen de maniobra, como Alemania y Países Bajos en la eurozona, deben utilizar y convertirse en un motor económico.

«Unas balanzas comerciales que tienen constantemente un superávit del 8% no son más sostenibles que déficits presupuestarios excesivos» , reitera Largarde, quien también rechaza que haya una política de austeridad excesiva en Europa, ya que los ajustes no superan el 0,3% del PIB.