Sede de Volkswagen en Wolfsburg
Sede de Volkswagen en Wolfsburg - afp

¿A quién debo reclamar si mi coche es uno de los modelos trucados por Volkswagen?

Los clientes deberán dirigirse a la compañía automovilística, que ya ha anunciado que correrá con todos los gastos

Actualizado:

Los españoles que dispongan de uno de los modelos manipulados por Volkswagen no deberán asumir ningún coste ni temer por su seguridad. La propia compañía automovilística informó este viernes a sus clientes a través de un comunicado que asumirá todos los costes por la reparación o cambio de dispositivos en los vehículos. El proceso, que podría alargarse durante los próximos meses, está supeditado a la investigación centralizada en Alemania y al análisis de qué medidas habrá que tomar para adaptar los coches a los límites de emisiones exigidos por la Unión Europea.

Desde la compañía alemana también han hecho un llamamiento a la calma al recordar que los modelos afectados no son inseguros para la conducción, aunque sí perjudican al medio ambiente. «El software en cuestión no afecta a la conducción, el consumo o emisiones. La notable diferencia entre los resultados del banco de pruebas y los de uso real en carretera se ha detectado únicamente para motores del tipo EA 189», aseguraba ayer la filial de Volkswagen en un comunicado.

Así, en el caso de que su coche esté en la lista de los afectados, lo único que puede hacer al respecto es esperar a ser llamado a revisión. Los clientes serán informados por la compañía directamente y no tendrán que asumir ningún gasto.

Sin embargo, los clientes de la automovilística han de tener en cuenta qué deben reclamar en función de las medidas que adopte la automovilística. La organización de consumidores Facua asegura que en caso de que se rebaje la potencia del coche por la retirada del dispositivo que truca las emisiones, Volkswagen deberá indemnizar con la entrega de un coche nuevo o con el importe que amortice la diferencia de valor. Es decir, la compañía alemana deberá garantizar que el vehículo respeta las emisiones a la vez que se mantienen las mismas prestaciones del vehículo en origen.

Volkswagen ha contabilizado un total de cinco millones de vehículos con el dispositivo instalado para eludir los límites de emisiones. Los modelos que incluyen el motor diésel EA 189 son, por ejemplo, el Golf de la sexta generación, el Passat de la séptima generación y la primera generación del Tiguan, según Volkswagen.

El engaño fue llevado a cabo por Volkswagen en Estados Unidos a través de un dispositivo que detectaba cuando un coche estaba siendo siendo sometido a una prueba. Los investigadores descubrieron que los coches del fabricante alemán superaban hasta 40 veces los niveles de óxidos de nitrógeno.

No obstante, la legislación en Europa sobre vehículos diésel es mucho más laxa que en Estados Unidos y está por ver si incluso los modelos afectados se adecuan o no a la normativa vigente en el Viejo Continente.