La propuesta de una hamburguesa conjunta se llevaría a cabo el próximo 21 de septiembre
La propuesta de una hamburguesa conjunta se llevaría a cabo el próximo 21 de septiembre - abc
MCWHOPPER

Burger King propone a McDonald's elaborar una hamburguesa conjunta

La iniciativa se llevaría a cabo el próximo 21 de septiembre y serviría para celebrar el Día Internacional de la Paz

Actualizado:

«Venimos en son de paz». Es la primera frase de la carta que ha mandado Burger King a McDonald's. En ella, la famosa compañía de comida rápida manda un «mensaje de paz» a su principal competidor y, apoyado en una iniciativa de una organización sin ánimo de lucro («Peace One Day»), propone una curiosa iniciativa: crear una nueva hamburguesa a partir del Big Mac y el Whopper.

La intención de Burger King es que este nuevo producto se comercialice el próximo 21 de septiembre, coincidiendo con el Día Internacional de la Paz. La hamburguesa se vendería en un restaurante específico de Atlanta y tendría el nombre de Mc'Whopper. De llegar a formalizarse el proyecto, estará hecha con una mezcla de ingredientes de los dos «productos estrella» de ambas empresas.

Para explicar su propuesta, Burger King ha creado una web (mcwhopper.com) en la que explica que esta medida se trataría de una «colaboración excepcional», en consonancia con el Día Internacional de la Paz. Además, la compañía propone que los empleados de ambas cadenas de alimentación lleven un uniforme diseñado específicamente para esa jornada, que mezcla los logotipos de ambas marcas. Burger King también pretende elaborar envases específicos.

Fernando Machado, vicepresidente para la gestión global de marca en Burger King, ha explicado en un comunicado que con esta oferte buscan «sensibilizar lo máximo posible del Día de la Paz y del trabajo que realiza la organización sin ánimo de lucro Peace One Day que lo promueve». Además, Machado afirma que esta iniciativa sería «histórica» y se generaría «mucho ruido» alrededor del Dia de la Paz.

«Hagamos hamburguesas, no la guerra»

Respecto a esta iniciativa, Jeremy Gilley, fundador de Peace One Day, ha afirmado que el objetivo a corto plazo es que 3.000 millones de personas se sumen a este proyecto. «Es un número elevado, pero es posible alcanzarlo gracias al apoyo del sector empresarial, que tiene recursores y la posibilidad de incrementar la concienciación sobre este tema a gran escala», afirma Gilley. En cuanto al proyecto de Burger King, Gilley sostiene que «es un claro ejemplo del ámbito empresarial para unir a dos compañías y conseguir que dejen sus diferencias a un lado»

La pelota está ahora en el tejado de McDonald's, que tendrá que decidir si acepta o no esta propuesta. En caso de que su respuesta sea negativa, desde Burger King afirman que «no ocurrirá nada malo, ya que la paz no siempre es fácil de conseguir». La compañía cierra su carta con un mensaje claro y que pretende reflejar la intención de su propuesta: «hagamos hamburguesas, no la guerra».