Las preferencias de los españoles a la hora de buscar empleo han cambiado
Las preferencias de los españoles a la hora de buscar empleo han cambiado - fotolia

No todo es el sueldo: las nuevas preferencias de los españoles al buscar trabajo

Factores como la retribución en función de objetivos o los planes de pensiones de empresa son valorados por los empleados

Actualizado:

La recuperación del empleo ha trastocado las preferencias de los trabajadores a la hora de buscar trabajo. Si bien hace unos años el salario monopolizaba las preferencias laborales, tras la crisis los hábitos han cambiado y ahora se valoran aspectos como los planes de pensiones, la flexibilidad del horario o la retribución por objetivos. Ante un abanico de posibilidades más amplio, los empleados se fijan ahora cotas más complejas en su puesto de trabajo.

Hace escasas semanas, un estudio de Randstat ponía de manifiesto que, dada la mejora del mercado laboral, casi tres millones de empleados cambiarán de trabajo este 2015. En este sentido, Aegon ha elaborado su propio estudio, que arroja datos como que el más de la mitad de los españoles considera «fundamental» contar con un plan de pensiones de empresa a la hora de escoger un empleo.

Y es que los españoles parecen ser cada vez más conscientes de las dificultades que tendrá en el futuro el sistema público para mantener las pensiones. Ante el envejecimiento de la población, los trabajadores parecen estar incrementando su interés por los planes privados, que podrían suplir las carencias institucionales de esta prestación en un futuro. Vicente Pérez, talent manager de Aegon España, añade que ha habido «un cambio cultural», por el cuál los pensionistas llevan a cabo «una jubilación activa, en la que predominan el ocio y los viajes», y que no podrá ser cubierta en su totalidad con el futuro sistema de pensiones.

Además de las pensiones, el estudio de Aegon muestra datos como que el 68% de los encuestados califica el salario variable como una característica fundamental para decantarse por una empresa, mientras que el 64% afirma que resulta importante que las compañías incluyan coberturas médicas privadas entre sus beneficios sociales.

Jaime Kirkpatrick, consejero delegado de Aegon en España, afirma que «las empresas pueden ser grandes aliadas del ahorro, ya que pueden ofrecer a sus empleados diversas opciones que les ayuden a planificar de una manera más eficiente su futuro financiero». Pese a ello, el propio informe refleja que tan solo un 21% de los trabajadores cuenta con un plan de pensiones con contribución de la empresa, mientras que la cobertura médica solo es ofertada por el 44% de las compañías. Estos datos muestran, según Kirkpatrick, que existe «un claro déficit entre las necesidades de los ciudadanos en materia de previsión social y los beneficios sociales de la empresa».

En cambio, los trabajadores prefieren obviar las retribuciones en renta variable. Únicamente el 37% de los encuestados ven con buenos ojos que una retribución a través de un paquete de acciones de la compañía, al considerar que este valor puede arrojar demasiada «volatilidad».

Vicente Pérez considera que estos datos reflejan que ha habido un «vuelco» en los parámetros para escoger un puesto de trabajo. «Anteriormente era el tema salarial lo que determinaba las decisiones de los trabajadores, pero ahora se buscan otros factores como las primas por objetivos o los beneficios sociales», afirma Pérez.

Ante este cambio de tendencia, muchas compañías han desarrollado lo que se conoce como «Employee Value Proposition», es decir, una propuesta de valor de la corporación para retener a sus empleados. «Se busca conocer qué valoran los empleados de hoy en día para ofrecer proyectos a largo plazo a trabajadores comprometidos», explica el talent manager de Aegon.

El nuevo mercado laboral tras la crisis está cambiando los parámetros tradicionales. Los incentivos al ahorro, los beneficios sociales o las retribuciones por objetivos se imponen ahora como características valoradas por los trabajadores a la hora de buscar un trabajo. El salario ya no es el único indicador.