Jorge Fernández, Soraya Sáenz de Santamaría y Fátima Bañez, ayer, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros
Jorge Fernández, Soraya Sáenz de Santamaría y Fátima Bañez, ayer, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros - efe

Los fondos para empleo se repartirán entre las autonomías según resultados

Los objetivos prioritarios del Ministerio de Empleo son los jóvenes en paro, los mayores de 45 años y los desempleados de larga duración

JAVIER GONZÁLEZ NAVARRO
Actualizado:

El Consejo de Ministros aprobó ayer el Plan Anual de Políticas de Empleo (PAPE) para este año, que supone la consolidación del nuevo modelo diseñado por el Gobierno del PP sobre los principios de la evaluacióny la orientación hacia los resultados.

Este plan, acordado por unanimidad con todas las comunidades autónomas en el marco de la conferencia sectorial de empleo y asuntos laborales celebrada en abril pasado, contiene las políticas de activaciónpara el empleo que tienen previsto llevar a cabo, tanto los servicios públicos de empleo autonómicos como el servicio público de empleo estatal en sus respectivos ámbitos competenciales.

El presupuesto total del plan 2015 asciende a 4.788 millones de euros aportados por el Estado. De esa cantidad, 1.543 millones serán distribuidos para su gestión entre las comunidades autónomas, cifra un 17% superior a la de 2014. Hay que destacar, y esta es una de sus características más importantes, que el 60% de los fondos repartidos este año atenderá al grado de consecución de los objetivos establecidos para 2014, medido con indicadores de consecución de objetivos para cada autonomía, según explicó ayer la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Y anunció que ese porcentaje se elevará al 70% en 2016.

Seguimiento

Para evaluar el grado de cumplimiento de los objetivos, el plan 2015 incorpora un completo sistema de veintisiete indicadores, elaborado sobre la base de la participación activa de las comunidades autónomas.

Como novedades en el plan destaca la consolidación de la financiación para la colaboración con las agencias privadas de colocación, y el incremento de la dotación destinada a financiar los programas y servicios de orientación para el empleo y para mejorar la modernización de los servicios públicos de empleo.

El plan, según explicó Báñez, tiene cinco objetivos estratégicos: la apuesta por el empleo juvenil; favorecer la empleabilidad de los colectivos vulnerables, en especial el de los mayores de 45 años y los parados de larga duración; mejorar la calidad de la formación profesional; reforzar la vinculación entre las políticas activas y las políticas pasivas de empleo e impulsar el emprendimiento.

Como parte de los mencionados 1.543 millones que recibirán las comunidades autónomas en el marco del plan se incluyen 129 millones de euros dedicados específicamente para la aplicación de las medidas contenidas en el programa de activación para el empleo en 2015.

Se trata de las medidas que las comunidades autónomas desarrollan en el ámbito de sus competencias en políticas activas y, en especial para la atención personalizada de los desempleados por parte de los servicios públicos de empleo, afirma el Ministerio de Empleo.

El 40% (51,5 millones) de estos fondos se distribuyen entre las autonomías en función del colectivo de potenciales beneficiarios, mientras que el 60% restante (77,5 millones) lo hará en función de la evaluación de los resultados de inserción de los beneficiarios que se observen entre el 15 de febrero y el 31 de julio de este año.

Durante los primeros seis meses de funcionamiento del programa se han recibido ya 103.146 solicitudes, de las que cerca del 70% están siendo atendidas, subraya Empleo. En este sentido, hay que recordar que el Consejo de Ministros aprobó el pasado mes de febrero un crédito extraordinario de 850 millones para hacer frente este año al pago de las ayudas de acompañamiento reguladas en el citado programa, cuyo abono es competencia del Estado.

Precisamente para reforzar la implantación de este programa, el Consejo de Ministros ha acordado adelantar ya a este mes de junio la distribución del primer 40% de los fondos (51,5 millones), mientras que los restantes 77,3 millones se distribuirán cuando concluya la evaluación de los resultados de inserción (hasta el día 31 de este mes).

Medio millar de programas

Hay que recordar que el Plan Anual de Políticas de Empleo contiene unos 450 servicios y programas, bien comunes a distintas comunidades, bien específicos de cada región, que giran en torno a seis ejes: orientación (diagnósticos individualizados); formación (incrementar el esfuerzo formativo y mejorar los sistemas de seguimiento y evaluación de la calidad de la formación); oportunidades de empleo (aflorar empleo de la economía sumergida y fomentar la contratación de colectivos con dificultades); igualdad de oportunidades en el acceso al empleo(promover la movilidad funcional, sectorial y geográfica); emprendimiento y mejora del marco institucional.